Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Así, sin cuidado alguno

NUESTRA OPINIÓN GUAMÚCHIL

La pésima planeación que se ha tenido para el desarrollo de la ciudad de Guamúchil, en Salvador Alvarado, ha obligado a gobiernos municipales a emprender acciones que vayan en beneficio de una mejora, como la ocurrida en el 2008, durante la administración que encabezó Jorge Casal González, y donde bajo el apoyo del Gobierno Estatal se invirtió 36 millones 71 mil 462 pesos, lo que permitiría garantizar los servicios de agua potable y drenaje.

Hoy, a casi seis años de efectuarse esta primera inversión, se realiza un servicio que permita sufragar las fallas como el taponamiento y el derroche en zona urbana de aguas negras, que se han presentado desde la entrega oficial al municipio.

Con este colector se planeó la necesidad de la realización de varias obras, como es ampliación de pavimentación, debido a que se requirió el recorte del presupuesto y por ello en 2011 se planteó la necesidad de una segunda etapa, para que éste estuviera funcionando con normalidad, sin embargo, hasta hoy es cuando se pretende una reparación de 96 metros de tubería que vendrá a abastecer y garantizar la seguridad durante la temporada de lluvias.

El anuncio de parte de la Junta de Agua Potable y Alcantarillado de Salvador Alvarado, de una importante cantidad que se le invertirá a la reparación de un buen tramo de la tubería, llegó con la activación de los trabajos de reparación, los cuales esperan que dentro de un mes estén terminados y con ello hacer frente a la temporada de lluvias que inicia a mediados de este mes.

Pese a este anuncio de la reparación y sustitución de la tubería, se hace en medio de una severa crisis por la que atraviesa la paramunicipal, la obra es bien vista debido a los beneficios que genera en la población, es por ello que se estableció un compromiso para controlar el gasto y la deuda con los proveedores.