Opinión

Asunto de salud pública

Por  El Debate

Mazatlán enfrenta un serio problema de salud pública debido al obsoleto drenaje que tiene gran parte de la ciudad. 
En varias partes del puerto existen puntos que siempre apestan debido al desbordamiento de aguas negras.
En áreas como la avenida Múnich, donde cruza el arroyo Jabalíes, siempre hay desborde de aguas negras, y los vecinos ya están resignados, pero no por ello les resulta menos insoportable.
En la Juan Pablo Segundo, a la altura de la colonia Toledo Corro, se repite lo mismo. El aire es denso, irresponsable, insalubres. 
En la colonia López Mateos es muy común que sufran de lo mismo, aunque tal vez la peor parte la vivan los vecinos asentados a lado del rastro municipal, quienes ven auténtica sangre pestilente, grasa y demás desechos animales brotar de sus alcantarillas.
Los canales y los esteros, posteriormente el mar, reciben toda esta contaminación, lo mismo que los subsuelos.
Mazatlán, que ha ido quedando muy bonito en las zonas turísticas, requiere de manera urgente que se atiendan estos problemas, que van más allá de la imagen de la ciudad como destino turístico, pues de ello depende el bienestar y la salud de miles de ciudadanos, así como de poner un alto a la contaminación brutal a nuestros ecosistemas.