Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Avanza reestructura de Homex, en mayo quizás firma, De Nicolás solo 5% y Valenzuela conciliador

TIEMPO DE NEGOCIOS

Luego de que ya fue admitido el concurso mercantil con acuerdo previo de GEO, el proceso que se perfila para secundarlo en el ámbito de la vivienda es el de Homex, que capitanea Eustaquio de Nicolás. Las gestiones entre empresa y acreedores han avanzado rápido.

Le adelantaba ayer que el objetivo de los asesores financieros: JP Morgan por la compañía, FTI Consulting por los bancos y Blackstone por los bonistas, es acordar el esquema de reestructura financiera este mismo mes de mayo que está por arrancar.

Por lo pronto ya existe un borrador y un acuerdo entre acreedores para que el conciliador sea Ernesto Valenzuela, ejecutivo de Deloitte que participó en otras reestructuras como la de Grupo Durango de Miguel Rincón. Su selección habla de la buena disposición que existe entre las partes.

Sin embargo, los siguientes serán días claves para amarrar los términos definitivos que deriven en la firma de un convenio para regularizar cerca de 32 mil 400 millones de pesos, de los cuales alrededor de 950 millones son dólares contraídos con fondos internacionales.

Un paso determinante era mostrar la viabilidad de Homex, señal que se logró dar en la segunda semana de abril, cuando el influyente inversionista Sam Zell decidió apostar por la atribulada desarrolladora de vivienda cuya sede se encuentra en Culiacán, Sinaloa.

Vía el Fondo Oportunidades de Crédito, Zell comprometió un par de préstamos. Una línea revolvente por mil 800 millones de pesos de créditos puente para construir ocho mil casas, y un segundo crédito de 300 millones más para hacer frente a gastos corporativos.

En paralelo Homex pidió a la Sociedad Hipotecaria Federal otra línea hasta por mil millones de pesos más para construir ocho mil casas más. Tanto el financiamiento del organismo dirigido por Alberto Cano Velez como el de Zell están supeditados a un acuerdo de acreedores.

Según el plan de negocios, Homex reactivaría de entrada 28 proyectos de vivienda. A la mesa de negociación incluso se logró incorporar al Bancomext de Enrique de la Madrid, Nafinsa de Jacques Rogozinski y la Corporación Financiera Internacional que lleva aquí Roberto Albisetti.

Tras de iniciar la desinversión de activos y empezar a pagar desde finales de 2013 a instituciones como Inbursa de Carlos Slim, Santander de Marcos Martínez y BBVA-Bancomer de Vicente Rodero, Homex optó por institucionalizar en enero pasado su proceso de reestructura.

De Nicolás y su banco asesor, JP Morgan que preside Eduardo Cepeda, instituyeron un comité de acreedores otra vez encabezado por el HSBC que preside Luis Peña Kegel vía el director general adjunto, Guillermo Chávez, el mismo que lidera los comités en GEO y URBI.

Dicho comité también lo conforma Banorte, que preside Guillermo Ortiz. Ya le decía ayer que el único banco que no se quiso subir fue Banamex-Citi, que encabeza Javier Arrigunaga, por aparentes diferencias con los De Nicolás.

No se descarta que el banco que maneja Manuel Medina Mora traspase a un tercero su enorme pasivo, unos mil 500 millones de pesos aproximadamente.

Las pláticas con bancos y bonos está centrada en estos momentos en el monto de créditos a reactivar, en el primer caso, y en el nivel de capitalización, en el segundo. El nuevo marco legal que ofrece la renovada Ley de Concursos Mercantiles permite la inyección de créditos de emergencia.

Para Inbursa, que comanda Marco Antonio Slim Domit, éstos últimos le hacen más sentido para recuperar los créditos comprometidos en Homex. A su vez para Banorte, que dirige Alejandro Valenzuela, la reactivación de créditos puente es lo más conducente.

A su vez los tenedores de bonos, como en GEO, negocian capitalizar sus 950 millones de dólares. Las pláticas con Blackstone, que representa John Singh, y el despacho legal Akin Gump, liderado por David Simonds, están enfocadas en las acciones que se quedarán de Homex.

De acuerdo con lo que ha trascendido, los De Nicolás podrían diluirse de un actual 16% a un 5%, aunque nada está escrito aún y dependerá de otras capitalizaciones que pudieran incluir al propio Sam Zell o incluso bancos comerciales que participan en la reestructura.

Pelean Banorte

El viernes fue la Asamblea de Accionistas de Banorte en Monterrey y hasta ahora todo se ha manejado con un absoluto hermetismo. Y es que un día antes hubo Consejo de Administración donde se presentó a la consideración del mismo que el presidente, es decir Guillermo Ortiz, asumiera nuevas facultades que mermarían la actual posición del director del grupo financiero, léase Alejandro Valenzuela. Le puedo decir con absoluta seguridad que se ha desatado al interior de Banorte una feroz lucha entre ambos ejecutivos en pos del control del banco. Nos aseguran que ante la petición del ex secretario de Hacienda en el gobierno de Ernesto Zedillo, quien fuera su vocero llegó bien pertrechado al consejo que logró que los integrantes de éste no votaran la propuesta de Ortiz. Valenzuela, no es un secreto, está cobijado por la familia de Roberto González Barrera, quien a su vez paradójicamente designó Ortiz presidente de Banorte en febrero de 2011.

Cotemar golpea

La verdadera preocupación en Banamex-Citi no es tanto el caso Oceanografía, sino la entrada ya del FBI que investiga cómo se manejaron los equipos de Manuel Medina Mora y Javier Arrigunaga en la autorización de algunos créditos. Hay alrededor de 20 operaciones bajo lupa, las más graves por lavado de dinero del crimen organizado. Ciertamente, el expediente de Amado Yáñez puso al descubierto un modus operandi del banco en cuentas de factoraje con Pemex. Ya es público un segundo caso, el de Evya de Javier Camargo, que defraudó a Banamex con otros 30 millones de dólares. Le adelanto un tercer expediente. Se trata de Cotemar, de Mario Dávila y Cristina Lobo, empresa que renta plataformas sumergibles y embarcaciones a la paraestatal que maneja Emilio Lozoya Austin. Banamex le financió cuentas por unos 600 millones de dólares.

Temasek gana

Y ya que hablamos de proveedores de servicios petroleros, justo cuando Pemex se apresta a abrir la llave de nuevos negocios, el que se perfila como uno de los contratistas privilegiados por Emilio Lozoya Austin se está empezando a fracturar. Hablamos de Oro Negro, que preside Luis Ramírez Corzo y cuyos principales accionistas son el grupo de Gonzalo Gil White y los poderosos fondos Temasek y Ares. Resulta que éstos están demandando la remoción del hijo del ex secretario de Hacienda, Francisco Gil Díaz, por diferencias en la instrumentación del plan de negocios y el manejo de la dirección de la compañía. Por lo pronto, un juez federal acaba de darles la razón, en lo que se constituye como la primera victoria jurídica del despacho de los aguerridos Javier Cortina y Javier Quijano, que patrocinan legalmente al fondo de Singapur.

Capufe difiere

Capufe dirigido por Benito Neme difirió 24 horas el fallo de la licitación del sistema del telepeaje de carreteras, un contrato estimado en tres mil 800 millones de pesos para los próximos cuatro años siete meses. Estaba previsto para hoy pero se movió para mañana al filo del medio día. Hasta donde se conoce los seis postores pasaron las pruebas técnicas. Apunte a la dupla ICA de Bernardo Quintana con Invex de Juan Guichard. El binomio OHL de José Andrés de Oteyza con Pinfra de David Peñaloza. También Acciona de José Manuel Entrecanales, Axiompass de José Antonio Romero y Maibit de José Antonio Sánchez. Considere igual Neology de Alejandro Burillo y Francisco Martínez con Iridium de Armando Valle. De igual forma Integra de Carlos Gutiérrez con Azvi de Guillermo Álvarez Espejo, así como Axtel de Tomás Milmo con EPass.

Femsa se impone

Como le adelanté, ayer hubo relevo de mesa directiva en la Asociación Nacional de Transporte Privado (ANTP). Fue sustituido en la presidencia Javier Altamirano y como se veía venir su lugar ya lo asumió el ejecutivo de Femsa, Alex Theissen. Al final prevaleció la unión, aunque la reunión sí fue tensa, especialmente por la intención de relevar a Leonardo Gómez de la dirección y colocar al propio Altamirano. Cemex, de Lorenzo Zambrano, propuso al grupo de José Antonio Fernández Carvajal retener la secretaría de la mesa a través de Juan Pablo García, que era a quien llevaba como su propio candidato.

[email protected]