publicidad
Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Balderrama, el empresario-deportista

MI PUNTO DE VISTA

Pocos empresarios sinaloenses tienen la visión de compartir su tiempo y promover actividades que coadyuven a la búsqueda y desarrollo de talentos deportivos. Para tan selectivo rol y papel, se tuvo que haber practicado una disciplina, sentir en carne propia las necesidades y carencias, para posteriormente aportar ideas, conocimientos, etc.

Digamos que esa es una tarea de los órganos responsables del deporte. Pero sin la participación de personas que sobre la cancha lo dieron todo, se ilusionaron en alcanzar la cima y soñaron con dejar una huella imborrable, muchos proyectos no tendrían el impacto, la fuerza y el éxito como el que este fin de semana concluirá en Los Mochis: el Festival de la Velocidad.

Tan aplaudible e importante evento surgió de una inquietud del Lic. Carlos Balderrama, el empresario y personaje al que me refiero líneas arriba.

Balderrama en sus tiempos mozos fue un apasionado de las pistas, un joven con cualidades extraordinarias y un talento nato que de no haber sido por aquel boicot de Estados Unidos a Moscú, habría pasado a la historia como el primer sinaloense en unos Juegos Olímpicos en la rama de atletismo.

El Festival de la Velocidad es un prototipo del programa que la Conade generó para los estados para buscar al atleta más rápido de México, pero más reforzado. Carlos tuvo la idea de desarrollarlo con un sentido más pedagógico. En su momento trató de que fuera el propio Instituto Sinaloense del Deporte el responsable de aplicarlo y explotarlo, pero no encontró apoyo en quienes tenían el control y las riendas del ISDE, me refiero a antes de la llegada de Vicente Urías, quien tuvo un concepto muy diferente y se sumó al proyecto.

Además de impulsar el atletismo, el certamen tiene como fin encausarlo a promover la actividad física y por qué no, pensar en un mejor equipo para las próximas Olimpiadas Nacionales.

El atletismo ha sido una de las tres disciplinas que más preseas le ha aportado al estado en los últimos años. ¿Se imaginan ustedes el crecimiento que tendría en el medallero, con atletas más completos y mejor preparados?

Por eso la visión, y el acierto por supuesto, de Balderrama con este Festival.

La forma como lo planificaron y desarrollaron ha sido exitosa. Se trabajó primero en comunidades, ejidos y rancherías, llegando hasta los sitios más recónditos del estado, y posteriormente en las colonias populares.

A Carlos hay que colgarle la medalla también del Centro de Alto Rendimiento de Boxeo. Por si no lo sabían, fue el principal promotor para que se consiguieran los recursos económicos que le dieran vida al CARB, que en dos años se ha convertido en la fábrica de campeones y medallistas en Sinaloa.

Figura. Tan relevante resulta esta competencia, que una figura mundial e ícono del deporte cubano, estará presente en las finales y clausura el próximo domingo.

Alberto Juantorena, considerado entre los diez medallistas olímpicos más importantes de la historia no sólo de Cuba, sino del mundo, será testigo del colofón de este Festival, invitado por Carlos, su amigo y casi hermano.

La amistad que los une fue trascendental para que el Ministro del Deporte en Cuba haya aceptado la invitación del Patronato Impulsor del Deporte Sinaloense en el 2009. Juantorena vino a Culiacán a ofrecer unas clínicas sobre la práctica de este deporte, con una extraordinaria respuesta.

--

Ayer Dios me permitió escribir estas líneas; hoy sólo Él sabe si podré hacerlo de nuevo.