Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Opinión

Barquisimeto va con todo en 2019

Por: José Carlos Campos

CONFIRMACIÓN.- Como pocas veces en la historia, estamos viendo cómo el Gobierno de un país hace una apuesta tan grande en favor de la Serie del Caribe de beisbol. Hoy en día, en Venezuela se están poniendo todos los huevos en una canasta llamada Barquisimeto 2019.

La semana pasada se realizó una crucial visita de los miembros de la Confederación del Caribe a Venezuela, con el comisionado Juan Francisco Puello al frente, y mejor no le pudo haber ido al Comité Organizador. A todos los visitantes dejaron contentos, no solo porque los hoteles y el estadio Antonio Herrera Gutiérrez hayan aprobado las obligadas evaluaciones (el de México será el Trinitarias) sino porque se creó toda una estructura oficial de apoyo al evento.

Además de que quedó constancia de que a la Serie del Caribe la apoyan la gobernadora del estado de Lara, Carmen Meléndez, y el alcalde de Barquisimeto, Luis Jonás Reyes, en las reuniones se contó con la presencia del ministro del Deporte venezolano, Pedro Infante (homónimo, obvio), y de Aracelis León, presidenta de la Federación Venezolana de Beisbol.

Más importante y relevante fue la presencia de un personaje que resultó clave para que la Confederación ratificara a Barquisimeto: el general Jesús Rafael Salazar Velásquez, encargado de la seguridad en el estado de Lara y encargado directo del gobierno de Nicolás Maduro para atender el evento.

Lo de Salazar fue el mensaje clave: “garantizó” seguridad absoluta a todas las delegaciones, incluyendo abasto alimenticio, rapidez en trámites migratorios (cero problema para Puerto Rico) y resguardo a los aficionados de todos lados.

COSTO.- Ante la duda que pudiera haber de cómo la fanaticada local podría adquirir boletos estando la situación económica tan complicada en Venezuela, sorprende saber que el costo de las entradas van a causar revuelo. Para los visitantes de otros países, el precio de los boletos será 50 por ciento menor a los que estuvieron vigentes en Culiacán 2017 y para los nativos se contempla que los boletos les cueste un 5 por ciento de lo que valdrán para los de fuera. Esto habla de que el gobierno venezolano va por todo y con todo por la Serie del Caribe del año que viene.

SUGUS.- Antes que ligar los hechos con la mala vibra que trae la Liga Mexicana de Beisbol en este 2018, se condena que los hechos violentos registrados en Nuevo Laredo, Tamaulipas, propicien que se tengan que cancelar eventos deportivos que como el beisbol, son exaltación a la vida. Lo de menos es qué juegos hayan sido los cancelados o que si la serie tiene “tintes históricos”, pobre argumento ante lo vivido. Lo realmente importante es que este tipo de hechos hacen pensar en la seguridad de una comunidad, en su bienestar.

Bien hizo la LMB en proceder a la cancelación y su posterior mudanza a Laredo, Texas. La integridad de peloteros, de aficionados, umpires está antes que cualquier otra cosa. Lo que sigue es pensar en si Nuevo Laredo lleva los mismos pasos que Reynosa: regresar a la liga nada más para despedirse.