Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Basura

Para Lydia Cacho.

Por más que busqué en la red el discurso que seguramente dijo César Camacho, presidente del PRI, para dar la bienvenida a Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre, como dirigente del PRI en el DF, no lo encontré. Quiero pensar que a lo mejor lo improvisó y al hacerlo ha de haber dicho que era el mejor hombre para dirigir el partido tricolor en la Ciudad de México. Lo que sí encontré fue la declaración que hizo Gutiérrez de la Torre, justo el día en que las elecciones lo favorecieron para dirigir el PRI en el Distrito Federal:

"La política también es para llegar a acuerdos; aquellos que han declinado a mi favor lo hacen en aras de una suma y unidad del partido, no se puede menospreciar a nadie, y nosotros después de esto inauguraremos una nueva etapa del PRI en el DF", dijo al salir del centro de votación en las instalaciones del partido a nivel local.

Y vaya que inauguró "una nueva etapa" del PRI. Allí la red de prostitución que opera nada menos que en las mismas oficinas del Comité del Directivo del PRI en el DF, en las calles de Puente de Alvarado número 60, a unos pasos del Metro. Hay que decir que nuestro periódico ya había dado a conocer esta noticia de "las edecanes de Cuauhtémoc" en el 2003. El diario reveló que, "con la finalidad de que le brinden atención pública y privada", el entonces asambleísta del PRI y dirigente del Movimiento Territorial en el DF integró un grupo de edecanes, a las que les proponía "pasar la noche" con el legislador local. Entonces, Gutiérrez de la Torre justificó la contratación de su red de edecanes: "No nada más son para el café. Son para distribuir propaganda, panfletos, es de mujeres y de hombres y no es un trabajo ilegal". Nuestro periódico publicó que Gutiérrez de la Torre pagaba a sus edecanes un sueldo de 8 mil pesos mensuales por "cubrir su horario", pero que si accedían a acompañar al priista en horarios fuera del trabajo y "pasar la noche" con él podían ganar hasta 14 mil pesos. Tengo entendido que la noticia trascendió, no dentro del PRI, claro, sino hasta el diario español El País.

A pesar de lo anterior, César Camacho levantó en diciembre de 2012 el brazo de Gutiérrez de la Torre y lo felicitó por su triunfo como líder del PRI en el DF. Pero una vez que el noticiario matutino de MVS conducido por la espléndida periodista Carmen Aristegui, del día de ayer, dio a conocer la red de prostitución que: "Aseguran que las jóvenes son presentadas al líder del PRI en el DF con la finalidad de que le ofrezcan favores sexuales. Entre 12 y 15 mujeres trabajan para Cuauhtémoc Gutiérrez, de acuerdo con la investigación", el presidente nacional del Partido Revolucionario Institucional informó por medio de su cuenta de Twitter: "una pronta y exhaustiva investigación para aclarar supuestas conductas delictivas" mismas que se hicieron públicas en Noticias MVS. Con todo respeto, yo, le sugeriría a César Camacho (siempre muy sonriente y amable) que fuera corriendo a las oficinas de Puente de Alvarado número 60, donde se encuentra el Comité del Directivo del PRI en el DF y retirara de inmediato la fotografía a todo color del presidente de la República, Enrique Peña Nieto, colgada en los muros de la oficina.

Una vez que ya fueron aceptadas en la red de prostitución: "'Las chicas son para laborar en el partido del PRI, es para el presidente del PRI-DF, se llama Cuauhtémoc Gutiérrez, aquí tu labor es estarlo asistiendo. Hay que cubrir comedor, comedor es cuando él pasa a comer o desayunar, atenderlo, acercarle todo, siempre sociable, bien sonriente todo el tiempo. A él se le habla de tú, se le saluda de beso en la mejilla, como si fuera tu amigo de hace años', explicó Claudia Priscila Martínez González a una reportera infiltrada como edecán". Qué bueno que Claudia les aclara que el dirigente priista: "no tiene novia, no está casado ni tiene hijos y vive solo".

Las recomendaciones, dichas con una voz aterciopelada, que les hace Claudia a "sus niñas" son: "deberán tener contacto sexual con el líder político, se manejan dos tipos de relaciones que es oral y vaginal... no es diario, ni a cada rato, ni te lleva a un hotel, ni hace contigo lo que quiere, ni te lleva a tu casa, ni te habla por teléfono, nada, todo es dentro de horarios de trabajo, puede ser dentro de la oficina, es discreción absoluta, pues cuida su imagen", explica Martínez González, registrada en la nómina del PRI.

De lo que no hay duda es que la imagen de Gutiérrez de la Torre regresó a donde pertenece es decir ¡a la basura!, de donde sus padres fueron líderes de los pepenadores y amasaron una gran fortuna.

[email protected]