Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Opinión

Benjamín Gil y su estilo

EN LA ZONA DE STRIKE
Avatar del

Por: Hector Meza

Benjamín Gil le imprime a la pretemporada de los Tomateros un sello muy especial ahora como mánager, con situaciones que son muy comunes en Estados Unidos, pero que acá, al menos nosotros en más de 17 años de experiencia, jamás habíamos presenciado.

Antes de comenzar con la sesión diaria, el tijuanense ordena "tareas" a algunos jugadores para entregarlas en determinado tiempo, los pone a bailar en pareja música de banda, les encarga misiones, les pide que se presenten ellos mismos, pero contando cosas más personales que quizá los demás desconocen, etc. En fin, todo con el objetivo de "romper el hielo" y fomentar un buen ambiente que redunde en unidad del grupo.

El domingo, por ejemplo, Carlos Álvarez y el novato "culichi" Francisco Ferreiro bailaron juntos y abrazados. Unos días antes, Gil le encargó al lanzador zurdo José Meraz, quien es originario de un campo pesquero del municipio de Elota, elaborara un "reportaje" en el que detallara el estilo de vida de las personas en su comunidad, el tipo de peces y cantidades que capturan en determinadas épocas del año y asuntos relacionados con la pesca. El muchacho cumplió a cabalidad con su "tarea" y recibió el aplauso de sus compañeros.

Al outfielder Joey Meneses, quien se fue a la Liga Instruccional de Arizona por órdenes de los Bravos de Atlanta, le pidió que al regresar trajera pelotas autografiadas por todos los coachs que tuviera allá.

Pero la de ayer si estuvo "mundial", porque cuatro peloteros (Fernando Pérez, Salvador Valdez, Álvarez y Ferreiro) simularon un episodio del programa La Rosa de Guadalupe, en el que mostraron su talento como actores de telenovela bastante improvisados. Aquello estuvo muy divertido.

Al concluir el ejercicio novelesco, Benjamín llamó al cátcher Arturo Rodríguez para que se presentara ante sus compañeros y como "tarea" le pidió que investigara nombres y estadísticas de los tijuanenses que han llegado a Grandes Ligas. Le dio 48 horas de plazo.

Este es un ejercicio que los peloteros están aceptando con buena disposición, pues sienten que en verdad se fomenta la camaradería interna, además de que les permite conocer más a sus compañeros. "Quien hacía también este tipo de cosas era el Bobby Magallanes cuando dirigió a Mexicali", nos decía ayer el 1B y bateador designado Emmanuel Valdez.

>

"Sí, es bueno, porque rompe el estrés y te ayuda a 'abrirte' más ante los compañeros", consideraba el infielder Ismael Salas.

Todo parece indicar que ese tipo de rutinas continuarán cuando menos en lo que resta de esta etapa, así que ya veremos que tan bueno o malo le resulta a Gil esta innovación humorística-cultural.

Detallazo. Ayer mismo, y esto quizá pocos lo notaron, Benjamín le hizo una especie de "homenaje" a Pancho Campos. El veterano estaba en las gradas como espectador de la escena de telenovela que recién sus compañeros acababan de realizar cuando el mánager le pidió que se acercara a él para darle la bienvenida. Pancho, pensando que sería objeto de algún encargo o broma, dijo sonriendo que ya no estaba "para esos trotes" mientras caminaba hacia Benjamín.

Enseguida el mánager preguntó a todos en voz alta, "¿alguno de ustedes no sabe lo que este señor ha hecho? Cuando vio que ninguno de sus peloteros levantaba la mano, Gil dijo que sólo eso quería saber. Es decir que con esa acción quiso reconocer la brillante trayectoria de este que ha sido uno de los más grandes pítchers en la historia de la pelota mexicana profesional.

mezabeltran@hotmail.com