Opinión

Blindar el Nuevo Aeropuerto

Por: Darío Celis Estrada

La construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) es considerada por grupos ejidales, sindicalistas, políticos, constructoras, y hasta empresas de seguridad y video vigilancia, como un gran pastel del que tienen que tener una tajada.

Esta obra, que tendrá un costo de 186 mil millones de pesos, y cuyo valor comercial andará en los 20 mil millones de dólares en el 2021, es vista como botín por sindicatos como CROC, CTM, lo que fuera el SME, grupos ejidales de Atenco y hasta compañías de video vigilancia y seguridad.

Van dos botones de muestra:

La Puerta 28 de acceso al polígono está ubicada en el municipio de Atenco, en el Ejido de Nexquipayac, que preside Bulmaro Álvarez García. Hace unos meses, este último y la CROC hicieron un camino y presionaron al Grupo Aeroportuario Ciudad de México (GACM) para que abrieran una puerta que no estaba contemplada, ya que es por donde llega el tren.

Pero, para “sacar los costos” los ejidatarios cobran 130 pesos por viaje, como una especie de “derecho de piso”, a cada uno de los camiones de carga que pasan por ahí para acceder a la Puerta 28.

La Puerta 29 es el acceso del Ejido Atenco por el que pasan un promedio de 300 camiones diarios. El costo de acceso es de 130 pesos por góndola y 110 pesos por camión torton. Al cuidado de ese paso están dos ejidatarios con escopetas que resguardan el ingreso.

Entre los sindicatos que se reparten el pastel de las cuotas de ingreso están los de la “Coalición”, como ellos se denominan. Y la mayor rebanada se la llevan los Sindicatos Libertad y Emiliano Zapata.

Para darnos una idea del negocio que puede resultar si se generaliza esta práctica, hay que anotar que todos los días, en el polígono del nuevo aeropuerto, se mueven alrededor de dos mil 500 camiones que realizan entre siete mil y siete mil 500 viajes para transportar diversos tipos de materiales para la construcción.

Es por eso que hace unas semanas el grupo que dirige Federico Patiño denunció ante la Comisión Nacional de Seguridad a un policía federal que solía cobrar entre 200 y 400 pesos por viaje a los autotransportistas privados. La misma suerte corrieron dos policías del Estado de México, coludidos en esta operación.

Otro aspecto lo constituye la vigilancia y salvaguarda de las instalaciones. Una obra de este tamaño, con la cantidad de personas que ya circulan por la zona y considerando los que en un futuro muy próximo entrarán y saldrán del sitio, obligará a reforzar la seguridad y vigilancia para evitar cualquier tipo de ilícitos.

Estamos hablando de tráfico de drogas, la introducción de alcohol, robos menores y mayores, trata de blancas, asaltos, e incluso prácticas de sabotaje o terrorismo. Todo podría ser posible si no se logra que el perímetro del nuevo aeropuerto se encuentre perfectamente bien resguardado.

El GACM colocó a lo largo de los caminos internos anuncios que indican “Cero Tolerancia” a la corrupción y exhorta a denunciar al funcionario, líder sindical o ejidatarios que pida sobornos.

CRECE GMXT
Grupo México Transportes (GMXT) inicia el 2018 con un ambicioso programa de inversión para Ferromex y Ferrosur de seis mil 522 millones de pesos. La empresa de transporte ferroviario de Germán Larrea apuesta por la inversión como palanca de desarrollo y crecimiento. A finales de 2017 GMXT debutó en la Bolsa Mexicana de Valores con la operación más alta de los últimos cinco años, consolidando su interés por seguir siendo líder en el sector transporte. En México, GMXT ofrece servicios en 24 estados del país, con cruces fronterizos en cinco puntos y con un servicio de Ferrobuque, que conecta a Coatzacoalcos, Veracruz, con Mobile, Alabama. La inversión proyectada para el 2018 será destinada a atender proyectos de infraestructura ferroviaria en el territorio nacional, que le permitan seguir siendo la compañía de transporte más confiable y segura de México. Más del 70% del presupuesto de este año se destinará a aumentar y mejorar el desarrollo y la capacidad ferroviaria. Esto es, mantenimiento de la vía, así como construcción y revisión de puentes y túneles de nuestra red férrea. El segundo grande rubro al que se destinará el gasto será dar continuidad a proyectos que aumenten la capacidad de carga de la empresa, tales como la ampliación de patios ferroviarios, construcción de dobles vías férreas, laderos y libramientos. El resto del gasto se destinará a rubros vinculados con el equipo y proyectos comerciales.

IPADE REFRENDA
Hoy Ipade Business School, que dirige Rafael Gómez Nava, es reconocido por décimo primer año consecutivo por la revista Expansión como la mejor escuela de negocios del país, por la calidad de sus Programas Full-time y Executive MBA que se imparten en CDMX, Guadalajara y Monterrey. Ipade obtuvo un puntaje de 9.6 en Profesores, 9.7 en Contenido del Programa y 9.4 en Compañeros. Otros elementos muy valorados por los consultados para este listado es el retorno de inversión, que en el caso del Ipade se logra en un promedio de cuatro años. También, el obtener experiencia profesional en otras latitudes, por lo que los participantes del MBA del Ipade exploran el ambiente global de negocios al asistir a escuelas de alto nivel gracias a los acuerdos que tiene en 103 instituciones en 42 países de los cinco continentes.