publicidad
Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Botín escolar

GUASAVE

Guasave.- Con el receso vacacional los más de mil planteles de nivel básico en el municipio quedan desprotegidos a falta de personal de vigilancia y de mayor presencia de la Policía Municipal.

Lo más grave es que aún no quedan inactivas las escuelas y ya se presentó el primer robo en un jardín de niños de Batamote, donde los delincuentes tuvieron todo el tiempo para desmantelar el cableado eléctrico de la institución.

Los primeros afectados son los propios padres de familia, quienes al final de cuenta son quienes tendrán que aportar vía cuota o recursos adicionales el dinero para reparar los daños.

La situación de seguridad escolar resulta cada vez más complicada, pues por un lado la Secretaría de Educación Pública argumenta no tener presupuesto para tener un velador en cada plantel, y por otro está la incapacidad de la Policía Municipal para garantizar la seguridad no sólo en escuelas, sino para la sociedad.

Y es que aun cuando el director de Seguridad Pública justifica que el robo se dio en un momento donde no había patrulla, la realidad es que la corporación no tiene ni el equipamiento, ni el número de elementos como para ampliar la protección de las escuelas.

Lo cierto es que son las familias, sobre todo en el medio rural, las que se ven obligadas a ser vigilantes comunitarios de los planteles, mientras que las autoridades educativas y los de seguridad se tiran la bolita sobre quién es el responsable.

Cada temporada de vacaciones lo más susceptible al robo son las computadoras y los sistemas eléctricos, que se comercializan en un mercado negro que ha logrado ampliarse.

La falta de investigación y de mayores sanciones es un caldo de cultivo, aunado a las deficiencias de seguridad, hacen que los delincuentes vean a las instituciones educativas como un gran botín en detrimento de los niños.