Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Brutal violencia

NUESTRA OPINIÓN ESTATAL

En las últimas 48 horas, Sinaloa ha vivido otras jornadas de violencia, convulsión mortal que parece no tener fin, al perpetrarse al menos nueve asesinatos de norte a sur en varios municipios, todos en medio de una espantosa impunidad.

Unos con mas crímenes que otros, pero raros, si no es que excepcionales son los días aquellos que pudieran considerarse "blancos", pues según las estadísticas el promedio diario alcanza casi los cuatro.

De Mochis a Cosalá, pasando por la capital, hasta llegar a Mazatlán, en la noche o a plena luz del día, como los perpetrados la madrugada de ayer en Los Mochis, al abatir a tres personas, o el crimen en Culiacán de un supuesto gatillero, donde los autores lo hicieron, sin importarle la presencia de más de 100 testigos, la violencia recorre la geografía sinaloense dejando tras de sí muerte y sangre.

Tan sólo por hablar de los últimos dos días, sin contar los que se cometen a veces a "cuentagotas" en tanto discurre el mes, son muchos los nueve asesinatos, aun cuando sus oscuras motivaciones estén vinculadas, como lo presumen las autoridades, en un afán de justificarlos, al imperio del narcotráfico en Sinaloa.

Mayo, como lo han sido los cuatro meses anteriores, los 12 del año pasado y así, hasta llegar al infinito en el pasado reciente, son tiempos, los actuales, de Sinaloa, que quedan marcados para la historia, cuyos récords amenazan con ampliarse en los subsiguientes meses.

Los sexenios anteriores quizá tengan un registro fatal similar o peor al que se enfrenta en el actual, pero no por eso puede establecerse como parámetro para decir que hoy estamos mejor que en aquellos tiempos en materia de inseguridad.

Definitivamente no es ningún consuelo que Sinaloa haya vivido antes del presente sexenio épocas más terribles en cuanto a la cantidad de muertos, porque lo que debe preocupar y ocupar son las matanzas del presente.

Hoy, a la Procuraduría General de Justicia lo que ahorita le debería importar es ver cómo hacer frente y parar a los malvados grupos delincuenciales que muestran un absoluto desprecio por la vida y que en un abierto reto a las instituciones de gobierno operan impunemente dejando los baños de sangre, los que ya parecen no importar a nadie.