Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Buen inicio

BAJO LA LUPA

Arrancó el torneo mexicano de primera división con predominio de los equipos visitantes y un arbitraje que en nada siguió los cánones impuestos por los nazarenos en la pasada copa del mundo, donde se permitieron rudezas, protestas airadas y fingimiento de faltas al por mayor. Afortunadamente parece que no lograron contaminar a nuestros silbantes, ya de suyo, sometidos a una tremenda presión.

Vaya partido el que le dieron para debutar al joven Eduardo Galván. Nada menos que Cruz Azul ante Pachuca y el juego resultó bien complicado, como se esperaba. Me parece que tiene buenas cosas pero salió sumamente acelerado, tratando de demostrar su valor y convencer en el primer partido a todos que la Comisión de Árbitros no se equivocó con él. Me gustaría verlo un poco más asentado.

El que viene por sus fueros es el "cantante" Fernando Guerrero. Apareció en el León ante América e hizo un trabajo de categoría. Excelente su asistente, el veteranazo José Luis Camargo, al dar por bueno el gol donde William Yarbrough se introduce en su cabaña sin soltar la pelota. A golpe de vista, es difícil establecer si el balón entré totalmente. La repetición les dio la razón.

Tenía mucho tiempo de no ver que en acciones consecutivas se sancionaran dos penales. Guerrero lo hizo y pienso que actuó no sólo con la regla en la mano sino con valentía. La última vez que lo vi, tendrá fácil como 25 años, David Espinosa, a quien le mando un abrazo, cobró doble falta consecutiva, si mal no recuerdo, sobre Cabinho, cuando el brasileño jugaba enfundado en la camiseta del León. Usted, ¿se acuerda de algún otro?

En aquella acción el cobrador del penal era el romperredes nacido en Salvador, Bahía, y al ejecutar su tiro, con la tremenda fuerza que solía hacerlo, lo estrelló contra la humanidad del guardameta. El balón salió rebotado al centro, describiendo una parábola y cuando Evanivaldo Castro se disponía a reventarla una vez que cayera, como "fumble" de futbol americano le cayeron tres adversarios sobre la espalda.

Asquerosa y reprobable la actitud del defensor Efraín Cortés en el juego de Tijuana ante Puebla. Se hace de manotazos y empujones, así como de palabras con el delantero fronterizo Darío Benedetto y cuando son separados, le mete tremendo escupitajo en pleno rostro, lo cual fue denunciado por el auxiliar Óscar Martínez al central Luis Enrique Santander. Lo peor es que todavía fue a reclamar su expulsión. Ojalá la Comisión Disciplinaria le aplique un castigo ejemplar.

El profesor Arturo Yamasaki, hoy gozando de la compañía del Señor, decía que para él, lo más bajo que podía cometer un ser humano era escupirle a otro. En una convención anual, frente a 600 árbitros, dijo que él prefería que le mentaran la madre a que le escupieran. Luego preguntó si estaban todos de acuerdo, a lo que se escuchó un unánime ¡sííííí! Entonces, con su gracejo habitual dijo: "Bueno, como yo no les puedo escupir, vayan todos y chin….a su madre". Genio y figura, hasta la sepultura.