publicidad
Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Bullying: Un viejo problema con nuevo nombre

Per saecula saeculorum

Hoy quiero platicarles de este término anglosajón que venimos oyendo mucho últimamente y que ya se ha convertido en parte de nuestro léxico. Recuerdo perfectamente cuando aprendí esa palabra en el colegio, era una clase de inglés y la lectura era sobre una escuela y sus personajes. En la lista de vocabulario venía la palabra "BULLY" y yo que me creía muy astuta y sobresaliente en la materia andaba buscando rápido relacioné algo que tuviera que ver con un toro pero para mi sorpresa no tenía nada que ver con el ganado bovino, la palabra se refería a ese robusto gordito, con mirada atemorizante, ceño fruncido, grandes puños, espalda ancha y camiseta negra de calaveras con pantalones rotos que esperaba a los débiles en el recreo para quitarles su comida, lastimarlos o burlarse de ellos. Yo cursaba tercero de primaria y ya reconocía perfectamente a la clase de personas a las que se refería el término, no era novedad, solo que en español a esos niños los llamábamos "abusivos, conflictivos, carrilludos o gachos". Desgraciadamente el tema del bullying sólo tiene nuevo nombre, uno americanizado, ya que la violencia dentro de las escuelas por parte de compañeros y maestros, así como la intrafamiliar entre padres, hermanos o primos ha existido desde el inicio de los tiempos en todos los grados, en todas las edades, en todos los niveles, en todas partes y sin distinción de raza, religión, género o nivel económico: ¡Arrasa parejo!. No creo que exista algún kínder, alguna primaria, una secundaria o prepa donde no se de esa clase de abuso del fuerte sobre el débil (aunque realmente es al revés, el débil ataca al que ve fuerte, el cobarde al que cree valiente etc…) del aplicado sobre el burro, del trucha sobre el lento, del perfecto sobre el regañado, del deportista sobre el nerd, del flaco sobre el gordo, del lampiño sobre el peludo etc. No importa cual sea el defecto ni la virtud para todos hay un amplio abanico de ofensas, de expresiones de hostigamiento, insultos, amenazas, acoso, robos, violencia física o carrilla permanente, a todo esto agréguenle el ingrediente amargo que es la fácil manera de hacer viral y extender estas burlas a otros ámbitos de la vida por medio de las redes sociales y el internet y ahí tienen una frustración completa, un enojo y relego social, un autoestima por los suelos, pensamientos suicidas, asesinatos múltiples y heridas autoinfrigidas que son algunos de los resultados y consecuencias del famoso bullying… Actualmente la sociedad está presionando al gobierno, a las escuelas y a los personales educativos para que ayuden a frenar esta forma de acoso que se está convirtiendo en un verdadero problema social, sin embargo, yo creo y sostengo que no tiene nada que ver ni con las leyes, ni con el gobierno ni con nada más que la educación de cada niño, por parte de sus padres, de sus familiares, en su casa, en su entorno y de los valores que le han sido transmitidos. ¿Quieres que tu hijo no sea un bully? Demuéstrale lo que es la autoridad, un papá, un tío, un maestro, alguien mayor, el director, el abuelo, la policía, un animal o cualquier otro ser humano… Enséñale que hay una jerarquía que se debe respetar, que existen derechos, regaños, nalgadas y límites establecidos que no puede cruzar. Edúcalo para que no vea la violencia tan natural, no lo acostumbres a que la maldad es muy común, inyéctale prudencia, respeto a la privacidad, nobleza y explícale que un líder no somete, no infunde miedo si no respeto a partir de admiración. DEJEN DE SER PADRES PERMISIVOS Y SOMETIDOS POR SUS HIJOS les están haciendo mucho daño y por consecuencia daño a los hijos de otros también. Pero sobre todo hay que implantarles a los niños la valentía de jamás quedarse callados cuando están en presencia de una injusticia, a no ser "siguerollos" para encajar, a levantarse cuando no están de acuerdo, a hablar cuando con eso pueden acallar una atrocidad. Transmítanles la suficiente seguridad, autonomía y autenticidad para que tengan el valor de hacerlo cuando sea necesario… porque muchas veces el que calla otorga y estar en presencia de constante bullying y no hacer nada al respecto, bueno, los puede convertir en bullys de cierta manera ya que por naturaleza el ser humano está programado para defender al débil, no nomás comérselo. ¡OJO! ///

[email protected]