Opinión

Burocracia

Por  El Debate

Los gobiernos municipales y estatal de Sinaloa bien hacen en atacar de inmediato los problemas ocasionados por las contingencias climatológicas que se abatieron sobre Sinaloa en meses pasados y que dejaron destrucción, grandes pérdidas económicas y, lo más lamentable, de vidas humanas.
Y hacen bien, porque a decir del titular de la Secretaría de Desarrollo Sustentable, una de las principales en las que recae llevar de manera expedita la ayuda a quienes resultaron damnificados, no ve para cuándo se pueden recibir los apoyos del Fondo Nacional de Desastres Naturales (Fonden), y basa su pensar en la experiencia propia que en alguna ocasión tuviera cumpliendo otra función en el servicio público.
Uno de los grandes males de los gobiernos es la burocracia. La simple necesidad de una firma en un documento para completar algún trámite puede quitar días, semanas, meses y hasta años.
A ello se enfrentan los gobiernos municipales y el estatal en estos momentos que requieren recursos para seguir con la reconstrucción de las zonas que resultaron devastadas por los fenómenos naturales y para seguir ayudando a recobrar su patrimonio y su tranquilidad a aquellos sinaloenses que lo perdieron todo.
Tendrán, pues, que hacer ajustes en sus propios recursos para llevar la ayuda necesaria, pues al sinaloense en desgracia no se le puede decir ahorita “espéranos a que lleguen los recursos del Fonden”, cuando, a decir del funcionario, podrían tardar años en caer.

  • Opinión Mazatlán

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo