Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Opinión

¿Caballo blanco?

GUASAVE
Avatar del

Por: Moisés García

No "pinta" para otro escenario, mas que de nuevo enrarecerse el asunto de la candidatura por la gubernatura de Sinaloa, cuyo actual titular, para muchos analistas será quien la opere con muchas posibilidades de intervenir con éxito, no sólo en la decisión en el PAN, bajo cuyas siglas ganó la posición, sino del propio PRI del que desertó y sobre los que se centrará finalmente la disputa.

Quizá no se llegue a los extremos de la confrontación política del 2010 que trascendió incluso los muros de los partidos contendientes para traducirse en ataques personales, pérdidas de amistades, desbandadas de militantes y enconamiento de las rivalidades.

Sin embargo, la verdad es que tampoco hay que descartar la rispidez sin control entre los grupos "variopintos" que buscarán la postulación, principalmente en el PRI, pues empiezan a surgir señales que no auguran una lucha interna encuadrada dentro de la civilidad que sería lo de desearse.

En ese contexto de esperadas tensiones de cara a la toma de decisiones políticas que tendrán que ejecutar en medio de jaloneos y negociaciones, lo mismo el poderoso grupo del centro que los aldeanos con Mario López Valdez que querrá operar su propia sucesión, por donde y con quien le sea más viable dar continuidad a su proyecto transexenal, será impredecible saber qué rumbo tomarán los vientos.

Hay quienes afirman en atención a las elecubraciones tempraneras que se han desatado en torno al relevo gubernamental, que si el asunto se complica en el Revolucionario Institucional, el CEN y Enrique Peña Nieto, desde ahora abren rutas de escape para salvar eventualidades, echando mano de otros activos "muertos" que podría poner a andar.

Por su lado quienes de las corrientes locales tienen interés de parte en el relevo de la gubernatura, ponen a circular la especie de que a la lista de aspirantes, de alguna manera restringida, Aarón Rivas, el actual secretario de Desarrollo Económico, para muchos, pero principalmente amigos y allegados, puede convertirse en el "caballo blanco" del proceso interno del PRI de Sinaloa.

La versión no parece descabellada. Rivas, pues se la jugó con Jesús Vizcarra hace cuatro años, por lo que es un priista reconocido, no en balde fue diputado por Culiacán al amparo de ese partido y por lo demás ha enseñado ser gente capaz y preparada.

Aarón Rivas habría luego de convertirse en sustituto de Héctor Cuen en la alcaldía de la capital, de donde su actuación le ganó la simpatía del gobernador, quien al término lo jaló a su gabinete.

Por lo pronto hay que recordar que si el PRI juega con el librito en la mano, además de Aarón Rivas, también serán cartas fuertes para recuperar el control del gobierno del estado, la senadora guasavense, Diva Hadamira Gas-télum, Aarón Irízar, Heriberto Galindo, dicen, también David López Gutiérrez, el amigo de Peña Nieto, y si López Valdez se empeña para mantenerse como factótum de grupo, Gerardo Vargas Landeros, el secretario general de Go-bierno.

Las corretizas.- Ahora a las figuras públicas pueblerinas, que por una u otra causa despachan en el más popular de los comederos políticos citadinos les ha dado, luego de las reuniones o tertulias que presiden, por "escaparse" a la carrera por las puertas de atrás.

Es chistoso el espectáculo que esas actitudes de los políticos generan, pues da lugar a que los chicos de prensa, que los esperan para entrevistarlos en un lado, cuando se dan cuenta que ponen los pies en polvorosa, arrancan detrás de ellos en una carrera que da la impresión participan en un maratón pedestre.

Alguien de esos sarcásticos que nunca faltan, comentó con fina ironía, al darse cuenta de las veloces persecuciones, "no es la grandeza de los funcionarios y políticos lo que hace que corran detrás de ellos los perodistas, sino la crisis de información que ha producido el periodo vacacional".

Oiga con decirle que ellos mismos, los comunicadores, se convierten en protagonistas de la noticia.