Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Cabildo light

LOS MOCHIS

Aprobaciones "bien planchadas", flores al por mayor hacia el alcalde y entre ellos, pocas propuestas sustanciales y hasta la falta de seriedad en las sesiones, son algunas de las características que ya distinguen al actual cabildo en Ahome.

La sesión extraordinaria celebrada la tarde de ayer no fue la excepción, en la que hubo un poco de todo... Eso sí, no es la primera ocasión en la que los regidores y el alcalde intercambian frases halagadoras, que tradicionalmente inician con un "quiero aplaudir", "quiero felicitar", "quiero agradecer", entre otras, que están secundadas por una serie de comentarios "positivos".

Lo cierto es que, salvo las aprobaciones de ayer por la tarde, donde se acordó complementar una millonaria inversión para vivienda, combinada con recursos federales, así como la creación de un fondo crediticio para nuevos proyectos productivos, es poco el trabajo y las propuestas de fondo que se han realizado en el pleno, ya que la mayoría de estas han sido "light".

Durante la sesión de ayer, los regidores del PRI Luis Alonso Pineda Apodaca, Carlos Bloch y Fernando Solís Verduzco fueron sorprendidos mientras se pasaban papelitos, sí, así como en la primaria, con mensajitos. Además, consultando sus cuentas de facebook en celulares que, por ciento, no es la primera ocasión, ni el único municipio en el que se ven estas prácticas. Por su parte, el regidor Miguel Ángel Flores, a quien casi no pelaron durante las veces que quiso intervenir, estuvo toda la sesión con unos lentes oscuros puestos. Lo extraño es que el salón de Cabildo es un lugar cerrado, donde no da el sol...

En el caso de los panistas, salvo Irma Cota Soto, quien intervino para opinar sobre el tema de la vivienda, el resto sólo estuvo... Igual que la dirigente del PRI, Nora Arellano, a la que, como bien dicen: hace rato que se le acabó lo crítica. El punto no es que los regidores y el alcalde se lleven empleitados, pero mínimo sería bueno que desquiten el sueldo, que, por si no lo saben, lo paga la ciudadanía.