Opinión

“Cacería” contra políticos prianistas

Ojo indiscreto

Por  Tomás Chávez

“Cacería” contra políticos prianistas(Foto de archivo)

“Cacería” contra políticos prianistas | Foto de archivo

El gobierno de la Cuarta Transformación ha emprendido una verdadera “cacería” contra políticos corruptos del PRI, del PAN y del PRD, y contra quienes pretenden comprar votos en la actual contienda electoral, mientras que el INE castiga a candidatos morenistas.

Parece ser que cada quien tiene su coto de poder y lo utiliza para influir decisivamente en la contienda electoral, como el caso del gobernador aún en funciones de Tamaulipas, Francisco Cabeza de Vaca, que acaba de ser desaforado por la Cámara de Diputados y pronto podría ser aprehendido y encarcelado por enriquecimiento ilícito de más de 900 millones de pesos.

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

Lo nuevo ahora es que el candidato del PRI a la gubernatura de Nuevo León está bajo investigación de la Fiscalía Especializada de Delitos Electorales, que preside José Agustín Ortiz Pinchetti, por pretender comprar votos en forma disfrazada con el reparto de “tarjetas rosas”, con las cuales se compromete a dar a los poseedores mil 500 pesos bimensuales en caso de ganar la elección.

Leer más: PRI defiende a Adrian de la Garza, tras acusaciones de la FGR

Estas acciones supuestamente ilegales las ha denunciado incluso el presidente Andrés Manuel López Obrador en sus conferencias mañaneras, porque son similares a los operativos que pusieron en marcha en su tiempo el expresidente Enrique Peña Nieto, con las tarjetas Monex y luego las tarjetas rosas que usaron los gobernadores del Estado de México Eruviel Ávila y Alfredo del Mazo.

Lo peor es que este tipo de operaciones se empiezan a generalizar en Guadalajara, Coahuila y al parecer también en Sinaloa, y ahora al empezar las investigaciones de la Fede, de comprobarse el fraude electoral se castiga de inmediato como delito grave, con prisión preventiva y sin derecho a fianza.

La guerra es de los dos lados, porque los morenistas acusan que el Instituto Nacional Electoral encabezado por los consejeros Lorenzo Córdoba y Ciro Murayama están actuando de manera parcial, como si fueran parte de la alianza del PRI, PAN y PRD y les cancelaron 49 candidaturas, en especial las de los aspirantes a gobernadores de Michoacán, Raúl Morón, y de Guerrero, Félix Salgado Macedonio.

Faltan unos cuantos días para la elección y el ambiente electoral cada vez se calienta más y se cruzan apuestas de cuántos candidatos más caerán antes del 6 de junio.

Popurrí. Se difunde desde ayer a través de las redes sociales la copia de una publicación del periódico Reforma donde se acusa al candidato de la alianza Va por Sinaloa, Mario Zamora, de haber favorecido a sus familiares políticos con créditos y estímulos cuando estuvo al frente de la financiera nacional y de inmediato integrantes de su equipo de campaña lo calificaron como un golpe bajo porque le tienen miedo por el repunte que viene alcanzando en la intención del voto.

Leer más: La peor elección: poner todos los huevos en una sola canasta

El golpe mediático se da a unas cuantas horas de que se efectúe el conversatorio o especie de debate de los candidatos a gobernador.

COVID. Con la mayoría de los adultos mayores vacunados y con el arranque de la vacunación de los maestros y personal del sistema educativo, se espera que disminuyan a su mínima expresión los contagios graves de Covid-19.

 
Síguenos en

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo