Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Cadena humana y #ContraElSilencioMx

Al quedar constituido el Frente por la Comunicación Democrática, los asistentes a la Asamblea del 11 de abril en el teatro de la ciudad de México, acordamos varias acciones para difundir y concientizar a la sociedad sobre las nefastas consecuencias que tendría —para el ejercicio de derechos humanos fundamentales y las libertades públicas— la aprobación de la iniciativa de ley enviada por Enrique Peña Nieto en materia de telecomunicaciones y radiodifusión. Una de ellas, por cierto la más aplaudida, es movilizarnos de manera pacífica para exponer nuestra protesta a dicho intento de regresión.

Una presencia ciudadana respetuosa y firme en la calle de quienes luchamos por el derecho a la comunicación democrática, como un derecho que pertenece a las personas y a las comunidades, tan esencial para el ejercicio de la libertad individual como para el pleno desarrollo social, cultural, político y económico del pueblo. Un derecho que no puede ni debe estar reducido a una relación entre el poder público y las empresas de comunicación, sino que debe atender al sujeto esencial de la democracia, al destinatario final de los medios de comunicación: la persona.

En ello encuentra sentido la convocatoria para formar una cadena humana de la residencia oficial de Los Pinos a las instalaciones de Televisa Chapultepec, el próximo sábado 26 de abril a las 11:00 horas. Si el trazo de la legislación secundaria que se pretende en telecomunicaciones y medios responde a una componenda entre el interés del gobierno de Peña por controlar la información y el interés de Televisa por mantener su condición monopólica, es necesario oponer el interés general sobre esos intereses particulares, y recordar que la gran ausencia de ese proyecto es la sociedad misma.

Y eso es precisamente lo que le han recordado estos días al gobierno y a la televisión las redes sociales, que se han convertido en un aliado fundamental para la causa que nos anima. Gracias a la libertad de internet, y su consecuencia libertaria, esa sociedad ignorada en la iniciativa presidencial, se ha puesto en pie de lucha ante la intentona de violación a sus derechos fundamentales de expresión e información y como pocas veces, se ha animado a informarse y actuar, a través del impulso de los hashtag: #NoMásPoderAlPoder y #ContraElSilencioMX.

De ahí el enorme valor de los videos, audios, notas, infografías y hasta memes que circulan por redes sociales sobre el tema; estos contenidos están alertando a un gran sector de la población sobre la censura en Internet planteada en el proyecto, los niveles de concentración del duopolio televisivo, el desinterés a los medios públicos y el favoritismo que contiene la Ley hacia Televisa; la multiplicidad de mensajes generada por una diversidad de actores y grupos de la sociedad civil, busca construir un contrapeso informativo que motive e impulse a más personas a actuar en defensa de sus derechos.

De esta manera, el primer llamado a la acción ha sido difundir, en nuestros perfiles de Facebook y Twitter la mayor información posible firmada con los hashtag mencionados, para luego este exhorto virtual salga a las calles a manifestarse desde distintos puntos del país hoy a las 18 horas, en lo que se ha denominado en redes, "la marcha contra el silencio", y que será antesala de la cadena humana en la que todos estamos invitados el sábado próximo.

Se ha invitado además a contactar directamente o a través de las redes sociales a los senadores y diputados federales, para exigirles respeto a la Constitución y la emisión de una legislación secundaria que atienda las diversas iniciativas presentadas en el Senado, entre ellas, la iniciativa ciudadana elaborada por la Asociación Mexicana de Derecho a la Información, y avalada por 18 senadores.

Asimismo, durante la discusión en el pleno, se dará un seguimiento permanente al voto y posicionamiento de los 128 senadores y en el caso de que la iniciativa de Peña Nieto y Televisa sea aprobada con los retrocesos planteados, conformar una base social suficiente para exigir a los senadores la presentación de la acción de inconstitucionalidad que deje sin efectos las disposiciones contrarias a la Constitución.

Se tiene previsto, además, denunciar en instancias internacionales la regresión que constituiría una eventual aprobación de la iniciativa en sus pretensiones más contradictorias, organizar brigadas y activar todos los dispositivos a nuestro alcance para dar a conocer y fortalecer nuestra lucha por todo el país.

[email protected]