Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Opinión

Callos de hacha y unas ‘heladas’, de Leyson para Toledo

Por: Rosario Oropeza

Es la CFE, empresa clase mundial, pero el aguacero del pasado viernes dejó sin luz por casi 20 horas a la comunidad de El Castillo, Navolato.

Conocimos a don Antonio Toledo Corro cuando era secretario de la Reforma Agraria, antes de convertirse en gobernador de Sinaloa, cargo que ejerció de 1981 a 1986 nos tuvo una gran deferencia, y se reconoce.

Falleció a los 99 años de edad el pasado 6 de julio en Mazatlán, y Sinaloa lo recordará siempre por su obra educativa y carretera, pues creó la Universidad de Occidente y el sistema Cobaes, además de iniciar la maxipista.

Cuando era gobernador se transportaba en un avión bimotor llamado “El ranchero”, al igual que un helicóptero Bell 212 con capacidad para 12 pasajeros, los gobernantes sub siguientes lo cambiaron por uno más chico llamado “Augusta”.

Viajamos con él a Guasave en 1986, en su último año de gobierno, íbamos apretujados, pues los asientos del Bell, estaban encontrados y el pasillo era demasiado estrecho, así que nos dijo: “Volaremos entre enpiernados”.

José Luis Leyson Castro era el presidente municipal, y como buen anfitrión, después de concluir los eventos programados nos despidió en la puerta del helicóptero con una hielera de cervezas bien heladas y una charola gigante con callos de hacha preparados... ¡Qué parrandón a bordo!…Y ¡Qué golpe tan duro!