Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Opinión

Cambio de opinión

Avatar del

Por: Jorge Lozano

Todavía ayer era una posibilidad que el presidente electo de la República, Andrés Manuel López Obrador, visitara Mazatlán el próximo 17 de septiembre. Tiene en la agenda una reunión con los grupos empresariales de la región en la que, seguramente, serán tocadas las polémicas que en las últimas semanas ha protagonizado el alcalde electo de Mazatlán, el también morenita Luis Guillermo “Químico” Benítez: la propuesta de, ahora,  construir estacionamientos cerca del malecón, su oposición a los proyectos del nuevo acuario y el parque central que el gobernador del estado, Quirino Ordaz Coppel, promueve con el pleno apoyo del sector privado de la ciudad.

Seguramente habrá un llamado del empresariado a la mesura y el apoyo de la inversión en Mazatlán. Benítez Torres ya cambió su discurso de “enderezar” el malecón. Quizá para entonces cambie también algunas de sus propuestas. Ya disminuyó el tono de su discurso al hablar de las obras que realiza el gobierno estatal en Mazatlán, al negarse a abundar más en declaraciones sobre el gobierno de Ordaz Coppel y su demanda de respeto a la autonomía municipal. ¿Cambiará luego también su opinión sobre el parque central y el acuario?

Lo que sí es seguro es que, si se concreta la visita de López Obrador, este llegará a Sinaloa envuelto en la polémicas de sus propios cambios: ya habría declarado a medios nacionales que recibirá de Enrique Peña Nieto un país mucho más fuerte que el que existía hace seis años; deberá explicar el apoyo legislativo a las aspiraciones políticas del gobernador de Chiapas, Manuel Velasco, y sobre la casi separación de la sinaloense Tatiana Clouthier de su proyecto de gobierno, además de otros temas que se sumarán en los próximos días. Falta medir el nivel de satisfacción de los ciudadanos respecto al proyecto de nación que está redefiniendo el morenismo en el país.

En esta nota:
  • ACENTO
  • Opinión