Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Opinión

Cambios de mando

COMPÁS Y ESCUADRA

Por: Roberto Valdez Prado

¿Acoso los cambios generan los beneficios esperados? ¿La fe y la esperanza son necesarios para recibir las buenas nuevas? ¿Por qué razonar la decisión antes de elegir? Una de las principales enseñanzas de la institución de la escuadra y el compás es respetar las leyes del país en el que se vive y reconocer a los gobiernos legalmente constituidos, que han sido producto y resultado de procesos democráticos legítimos y transparentes. Joseph de Maistre (1753- 1821) sostuvo “que cada pueblo o nación tiene el gobierno que se merece”. Sin embargo, nada es estático y el cambio es la constante.

Por ello, el pueblo de México está iniciando una nueva era en la administración federal así como en algunas entidades. Para quienes concluyeron su periodo de gestión va un agradecimiento por lo que les tocó administrar, bueno, malo o peor, que la historia los juzgue. El tema viene a cuestión porque “todo concierto humano exige orden y disciplina. Es necesario que unos gobiernen y otros obedezcan, sin abusos por parte de los primeros y sin envidias ni murmuraciones de los segundos”.

Es decir, evitar las injusticias que se cometen por tener el bastón del mando y pensar que por ese hecho los convierte en personas infalibles. De igual forma es preciso detener cualquier crítica sin la información objetiva de los hechos o bien porque se tienen facultades que lo facilitan. Ni una cosa ni la otra son correctas. Todos debemos contribuir, desde las más humildes hasta las más encumbradas posiciones con la parte que nos corresponde.

Trinidad Espinoza Castro tespinoza86@hotmail.com.