Opinión

Canciones de protesta

POLIARQUÍA
Avatar del

Por: Guadalupe Robles

Las canciones de protesta siempre han estado presentes en la música popular. Tal vez hoy, que por fortuna la democracia se ha extendido por el mundo, este género haya reducido el número de sus seguidores. No estoy seguro. Pero hubo un tiempo en que estas canciones estaban en la conciencia de personas y grupos y tenían una gran aceptación. Sobre todo a cierta edad. Les comparto algunos fragmentos de algunas de ellas.

No me llames extranjero. Una canción de Rafael Amor, interpretada por Alberto Cortez y Facundo Cabral. "Y me llamas extranjero porque me trajo un camino, porque nací en otro pueblo, porque conozco otros mares, y zarpé un día de otro puerto. Si siempre quedan iguales en el adiós los pañuelos, y las pupilas borrosas de los que dejamos lejos, los amigos que nos nombran y son iguales los besos y el amor de la que sueña con el día del regreso. No. No me llames extranjero, traemos el mismo grito, el mismo cansancio viejo que viene arrastrando el hombre desde el fondo de los tiempos, cuando no existían fronteras, antes que vinieran ellos, los que dividen y matan, los que roban, los que mienten los que venden nuestros sueños, los que inventaron un día, esta palabra, extranjero"

La fiesta. Canción emblemática de Joan Manuel Serrat. "Y con la resaca a cuestas vuelve el pobre a su pobreza, vuelve el rico a su riqueza

y el señor cura a sus misas. Se despertó el bien y el mal la zorra pobre al portal, la zorra rica al rosal, y el avaro a las divisas. Se acabó, el sol nos dice que llegó el final, por una noche se olvidó que cada uno es cada cual. Vamos bajando la cuesta que arriba en mi calle se acabó la fiesta"

El papalote. Una canción de Silvio Rodríguez. "La gente te chiflaba

Cuando en la tarde subías borracho. Tú contestabas piedras y maldiciones a tus muchachos. Eras el personaje de los trajines de tu pueblo. Eras para la gracia, eras un viejo, eras negro. Una noche respeto bajó y te puso bella corona. Respeto de mortales que muerto al fin te hizo persona. Pobre del que pensó, pobre de toda aquella gente, que el día más importante de tu existencia fue el de tu muerte"

Sólo le pido a Dios. Una canción de León Gieco, popularizada por Mercedes Sosa y Tania Libertad. "Sólo le pido a Dios, que el dolor no me sea indiferente. Que la reseca muerte no me encuentre vacío y solo sin haber hecho lo suficiente. Sólo le pido a Dios que lo injusto no me sea indiferente, que no me abofeteen la otra mejilla, después de que una garra me arañó la suerte. Sólo le pido a Dios que la guerra no me sea indiferente, es un monstruo grande y pisa fuerte toda la pobre inocencia de la gente"

Las casas de cartón. Una canción del compositor venezolano Alí Primera, interpretada en sus inicios por Los Bukis. Sí, aunque no lo crea. "Niños color de mi tierra con sus mismas cicatrices, millonarios de lombrices y, por eso que tristes viven los niños en las casas de cartón. Qué triste, se oye la lluvia en los techos de cartón. Qué triste vive mi gente en las casas de cartón. Usted no lo va a creer, pero hay escuelas de perros y les dan educación pa`que no muerdan los diarios. Pero el patrón hace años, muchos años que esta mordiendo al obrero"

Todavía cantamos. Una canción del cantautor argentino Víctor Heredia. "Todavía cantamos, todavía pedimos, todavía soñamos, todavía esperamos, a pesar de los golpes que asestó en nuestras vidas el ingenio del odio, desterrando al olvido a nuestros seres queridos. Todavía cantamos, todavía pedimos, todavía soñamos, todavía esperamos; que nos digan adónde han escondido las flores que aromaron las calles, persiguiendo un destino"

gperobles@hotmail.com twitter: @guadalupe2003