Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Cancún, recuento de los daños

RINCÓN BEISBOLERO

Pasó el fin de semana en Cancún bajo el agua y la LMB sacando a trompicones el Juego de Estrellas. Un muy desangelado "homerun derby" y un ágil choque de menos de dos horas y media que pecó de… rápido. Pero lo interesante y trascendente no estuvo en el diamante sino sobre la mesa.

La LMB puede decir que ganó espacios en los medios gracias a la asamblea de presidentes, en donde al menos dieron dos noticias "con carnita", muy atractivas en la parte mediática.

Por un lado, el cambio de rieles en materia de castigo a extranjeros que den positivo en los exámenes, rectificando para hacerlo igual que a los mexicanos luego de que aplicaban el "de por vida". E hizo ruido porque a los de este año, a los de hace unas semanas, de plano se les queda lo de a perpetuidad, sin explicar el porqué rechazaron la retroactividad.

A lo mejor no quisieron complacer a "alguien" y concederle la gracia.

Lo otro fue anunciar que siguen investigando el "Caso Despaigne", que siguen las gestiones, que habrá multa de 345 mil pesos "si es que" el club Piratas de Campeche resulta culpable y que decidieron poner suspensión temporal al presidente de este club, Enrique Rosado. Entre líneas, pues, la advertencia de que la liga pudiera despojar de la franquicia al actual propietario… que es el gobierno de Campeche. Curioso.

Alucinaciones. Esto del Caso Despaigne ha servido para que surjan todo tipo de versiones, incluso algunas nacidas tal vez en la ingestión de alguna ensalada de hongos.

Estas últimas, nacidas del interés de hacer una defensa oficiosa de la liga y para eso la estridencia del supuesto periodismo que alude conspiraciones, que alega labores de zapa externa y cuestiona porque, evidentemente, la fuente de origen es el empinamiento, no la verdad.

Hasta eso, se pueden entender como pruebas de que sí se puede hacer periodismo de humor involuntario.

Karim. Detalle que no pasó inadvertido fue el desliz cometido por el mánager de la zona Sur, Roberto Vizcarra, al jugarle una mala pasada a un pelotero como Karim García. El asunto trascendió al mostrar su desagrado el propio Karim en las redes sociales.

El hecho: octava entrada, el "Chapo" lo saca como emergente y antes de hacer un swing decide removerlo y poner en su lugar a Carlos Gastélum quien, para colmo, batea un doble que impulsa carrera. Haya como haya sido, el mánager sureño faltó a una regla básica que impera en el beisbol: respeta a tus jugadores.

Y es que según la votación popular, Karim fue de los más votados y no lo alineó de titular, ni aun tratándose de ser la plaza donde juega el pelotero y, por lo tanto, es uno de los ídolos locales. Se merecía al menos ese turno al bat, fuera pítcher zurdo o derecho.

Además, a querer o no, un pelotero de la trayectoria de Karim no merece que en un juego casi de exhibición, así haya sido "por estrategia", se le trate como pieza de recambio o peón sacrificable.

Que si nos preguntan, diremos que habrá secuelas de este incidente. Tiempo al tiempo.

Sesión. Se reunió ayer la Liga Mexicana del Pacífico en Mazatlán para ver varios asuntos camino a la temporada 2014-2015. No pasa desapercibido que, entre otras cosas, le dieron un llegue al tema de una supuesta y eventual expansión, sobre lo cual tal vez se haya puesto de acuerdo para este año empezar su estudio.

Al decir "empezar" decimos que apenas los balbuceos, en tono estrictamente deliberativo no resolutivo.

Y entre sus temas también lo concerniente a la Convención del Beisbol Mexicano, a celebrase en Culiacán el venidero mes de septiembre, la cual —nos informan— puede ser una de las más relevantes de los últimos tiempos. Pendientes.