Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Candidaturas independientes (parte III y última)

SUSTANCIA SIN RETÓRICA

A lo largo de todos los libros en que se divide la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales, aparece regulada la figura de las candidaturas independientes, junto a las normas referidas a los partidos políticos, a excepción de aquellas disposiciones relativas a la representación proporcional.

Además, el Libro Séptimo está dedicado exclusivamente a la regulación de las candidaturas independientes, que contiene un total de 84 artículos muy detallados, lo cual constituye un insumo formidable para escribir una monumental obra monográfica. En esta colaboración sólo destacaremos lo referente al apoyo que se requiere para registrarse a un cargo de elección popular federal, lo cual dará una idea clara de todas las peripecias para competir con ese carácter, con el propósito de que la ciudadanía se percate qué tipo de partidos políticos y legisladores federales tenemos actualmente, quienes confeccionaron muy a su gusto e intereses dicha ley.

Pues bien, a partir de la última reforma al artículo 35, fracción II, de la Constitución federal, ahora podrán participar, a nivel federal, de manera independiente para los cargos de presidente de la república, senadores y diputados. Aunque lógicamente solo lo podrán hacer por el principio de mayoría relativa.

Para ello habrá una convocatoria que lanzará el Instituto Nacional Electoral (INE). Por la Presidencia de la República se ocuparán para contender por esa vía, cuando menos el 1% de apoyo del listado nominal del país, con corte al 31 de agosto de un año antes de la elección, de al menos 17 entidades federativas. Hoy serían exactamente 792,049 firmas de igual número de ciudadanos, sin ningún error, para conseguirlas en 120 días, lo cual equivale al 360.66% en cuanto al número de afiliados que se requería para constituir un partido político nacional (219.608), según el instructivo formulado para el proceso de registro de partidos políticos 2013-2014.

En el caso de senador, se ocuparían en este momento en el Distrito Federal, únicamente para registrarse el apoyo de 140,078 ciudadanos (2% y por menos la mitad de los distritos electorales) por fórmula, para conseguirlo en 90 días. Ese número de ciudadanos para registrarse como candidato independiente a senador, hoy constituye el 63.79% según el citado instructivo para formar un partido político nacional.

En caso de aspirar a diputado federal independiente, por ejemplo, por el VI Distrito Electoral Federal de Sinaloa, se ocuparía el apoyo para registrarse de 4,394 ciudadanos, con todos los datos exactos del listado nominal, en por lo menos la mitad de las secciones electorales (215), en tan solo 60 días; lo cual implicaría recorrer una superficie accidentada de 17 mil kilómetros cuadrados y 1 mil 821 localidades rurales, aparte de la zona urbana, en siete municipios alteños. Así que los partidos políticos y los actuales legisladores provenientes de ellos, lo hicieron lo más difícil que pudieron. Sólo esperamos que no sean tan fascistas los legisladores locales del país como lo fueron los federales (senadores y diputados). Aunque sabemos que obedecen casi de rodillas al Gran Tlatoani del centro.

[email protected]