Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Cañerías políticas y doble moral

ITINERARIO POLÍTICO

Desde el momento en que detonó el circo mediático montado sobre el dirigente del PRI en el Distrito Federal, aquí nos negamos a comprar esa "carne podrida" —como moteja la jerga periodística el invento de historias—, porque nos pareció que se trataba de una purga propia de las cañerías políticas del PRI.

Hoy hablamos del tema porque del circo mediático el asunto pasó no sólo a una investigación judicial, sino que en el fondo existe un diseño político entre el PRI nacional y el gobierno del Distrito Federal, para quitar del camino a los cuadros priistas que se oponen a la reforma política del DF. Presenciamos, en el fondo, una venganza entre priistas, en donde los verdugos son voces y jueces izquierdistas.

Resulta que en el caso de Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre manos interesadas utilizaron a ciertos medios vinculados con la mal llamada izquierda —para dar credibilidad a la historia—, y luego utilizan al gobierno izquierdista del DF para judicializar la persecución política entre priistas. ¿Quién pondrá en duda la purga contra el PRI del DF, si la historia la construyó un medio de la izquierda y el castigo lo llevó a cabo un gobierno de izquierda? Pero el tema tiene más de fondo y el circo mediático es apenas la punta de la madeja. ¿Tienen dudas?

LO POLÍTICAMENTE INCORRECTO

1.- Para nadie es nuevo que ciertos medios recurren, de tanto en tanto, a la "carne podrida". Es decir, inventan historias, sea para mantener ídiceo de audiencia, para ganar notoriedad o por razones políticas. Dos historias retratan el fenómeno de cuerpo completo. Primero, el mentiroso cuento periodístico de una anciana dizque violada por militares y que, al final, resultó una patraña engañabobos. Y el segundo, el invento del supuesto alcoholismo del entonces presidente Felipe Calderón; "carne podrida" que alentó a la jauría de anticalderonistas. ¿Hubo alguna sanción para esa prensa mentirosa?

2.- Luego del circo mediático montado contra Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre —líder del PRI al que se quiere presentar como un monstruo no sólo por su figura física sino por las supuestas bajezas humanas que le acreditan—, para la claque antipriista y para los fanáticos de la izquierda radical es políticamente incorrecto no sumarse al linchamiento del "Príncipe de la basura". ¡Ay de aquel que no crucifique al defenestrado líder del PRI, porque entonces los próceres de la prensa buena lo considerarán como promotor de la trata de blancas y traidor a las buenas conciencias! Lo curioso del asunto es que, hasta ayer, la PGJDF no tenía una sola denuncia penal de alguna víctima y tampoco evidencia de que Gutiérrez de la Torre es lo que dicen que es.

3.- Y es probable que Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre no sólo sea traficante de servicios sexuales; es probable que sea un criminal consumado —si vemos cómo mandó golpear a la expriista Rosario Guerra—, y es probable que sea encontrado responsable de enriquecimiento ilícito. Pudiera ser, incluso, más peligroso que "El Chapo" Guzmán. Pero da la casualidad de que a pesar de su desagradable figura —que se le discrimina y sentencia por eso—, y de que existe una evidente persecución política en su contra, el "Príncipe de la basura" es inocente y merece el respeto como cualquier otro ciudadano, en tanto no sea declarado culpable.

LAS BUENAS CONCIENCIAS

4.- Mientras tanto, nadie puede negar que habla mal de la izquierda que gobierna y que se presta al linchamiento mediático y a la judicialización de la justicia, sobre todo porque históricamente la izquierda mexicana cuestionó el linchamiento mediático, censura la discriminación y rechaza la judicialización de las venganzas políticas propias del PRI contra los opositores. ¿Ya olvidaron los señores del PRD y todas las tribus de izquierda que el PRI y sus medios electrónicos afines —y no pocos de los conductores y políticos a los que hoy homenajean— encabezaron el linchamiento del naciente PRD y el asesinato de por lo menos 300 simpatizantes de ese movimiento en todo el país?

5.- Peor todavía, resulta vergonzoso que una disputa en las alcantarillas del PRI sea exhibida como circo mediático por medios dizque de izquierda y sea juzgado por un gobierno de izquierda como el de Miguel Mancera. Es penoso que en el regreso del PRI al poder presidencial, el papel de la izquierda no sea el de verdaderos opositores a un PRI que da señales de autoritarismo con los suyos —como es el caso de la señora Gordillo y ahora el "Príncipe de la basura"—, sino que se convierta en el brazo que destapa y limpia las cañerías del PRI. ¿Ese es el papel de la izquierda mexicana?

6.- ¿Por qué la persecución contra el exlíder del PRI en el DF? No hay duda de que Cuauhtémoc Gutiérrez es un político impresentable. Pero quitarlo del cargo por los métodos convencionales —negociación o la fuerza— era imposible. ¿Se imaginan paralizado el servicio de recolección de la basura en el DF? Frente a esa realidad "el librito" recomienda "la purga". Y la purga está en marcha. El GDF no ha encontrado nada contra Gutiérrez de la Torre. No encontrará nada a partir del montaje mediático. Pero algo encontrará para mandar a prisión o al exilio al "Príncipe de la basura". Y es que a cambio del papel de verdugo, el PRI le dará al gobierno de Mancera la reforma política de la capital del país.

LA DOBLE MORAL

7.- ¿Y la doble moral de los medios de izquierda y de las buenas conciencias que linchan al monstruoso "Príncipe de la basura"? ¿Se acuerdan del delegado Rubén Escamilla, de Tláhuac? Sí, el que apareció en un video recibiendo sexo oral de una trabajadora. Fue denunciado por exigir servicios sexuales, a cambio de mantener el trabajo de sus colaboradoras. ¿Y dónde estaban los medios, los políticos y los fanáticos que hoy cuestionan al exlíder del PRI? En ese caso son contundentes las pruebas y aun así todos se quedaron callados. ¿Por qué no el linchamiento mediático? Hoy Rubén Escamilla es diputado a la ALDF. Y claro, un reputado militante del PRD al que nadie toca ni con el pétalo de una línea ágata. La doble moral y las buenas conciencias de la izquierda.

EN EL CAMINO

También doble moral y buenas conciencias en la "ley seca". De risa loca. Proponen legalizar la mariguana, pero prohíben la venta de alcohol. ¿Qué tal con la izquierda mexicana?

www.ricardoaleman.com.mx Twitter: @ricardoalemanmx