Opinión

Cárcel y multa

SAPIENZA

Por: Emanuel

Durante la marcha de homosexuales en el Zócalo de la Ciudad de México en 2014, Laura Zapata, hermana de Thalía, no estuvo de acuerdo con los desnudos que hicieron algunos de ellos y así lo expresó. Su desacuerdo motivó no sólo insultos en las redes sociales, sino amenazas de muerte, según denunciaron ciertos diarios. No sabemos qué tan en serio sean esas amenazas, o si al paso del tiempo quienes las emitieron se tranquilicen y no las lleven a cabo, pero es significativo que ya se den muestras de intolerancia hacia la libertad de expresión, como ha sucedido en países como Canadá, Suecia o Gran Bretaña, en donde no está permitido emitir ningún comentario negativo contra los grupos homosexuales. No se puede decir que la homosexualidad es amoral, que hay remedio para tal situación o que la ética religiosa la condena, porque puede ser motivo de cárcel. Sería interesante saber cómo reaccionarían las autoridades de esos países ante una situación de desnudo como se dio en la Ciudad de México.

Porque el desnudo puede, y de hecho es ofensivo para mucha gente. ¿Qué pensarían las madres que, acompañadas por sus hijos pequeños, pasaban por el lugar en ese momento? Un desnudo en cualquier otra circunstancia o parte de la ciudad sería motivo de arresto por faltas a la moral si quien se desnudara no estuviera protegido por una multitud. Si la autoridad tuviera por una vez el valor de actuar y hubiera arrestado a quienes se desnudaron, dé por un hecho que los grupos homosexuales habrían protestado alegando un atentado contra la libertad de expresión, y catalogarían a las autoridades de homofóbicas. ¿Y qué tendrían que decir ellos sobre las faltas a la moral? Es preocupante que ya se den estas manifestaciones contra quienes expresan su punto de vista, porque seguramente son indicios de que pronto se coartará la libertad de expresión como ha sucedido en otros países. Que se sepa, Laura Zapata no insultó a nadie, simplemente expresó su desacuerdo. Y los siquiatras que dicen que el homosexualismo puede ser tratado y abandonado como lo han abandonado tantas personas, o que el homosexualismo no es hereditario, tampoco están insultando a nadie. Sin embargo, por increíble que parezca, ni eso pueden decir en países como los citados sin exponerse a multa o cárcel. O multa y cárcel. ¿Hacia dónde vamos?