Opinión

La nueva verdad, tiro por la culata

EL ASALTO A LA RAZÓN

Por  Carlos Marín

Es tan excecrable y profundo el daño causado por los representantes de los padres de Los 43 y los “expertos” extranjeros que antepusieron criterios facciosos a las evidencias para negar que los desaparecidos fueron asesinados en los términos planteados de manera esencial en la “verdad histórica”, que la madre de uno de ellos (al igual que otras y otros compañeros de congoja) no solo rechaza la identificación de una tercera víctima (Christian Alfonso Rodríguez Telumbre), sino mantiene la esperanza ilusa de que a los que se busca sigan con vida. 

Y se suma a los reclamos que empiezan a cundir contra el gobierno de la 4T.

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

El escepticismo sobre las nuevas investigaciones (basadas en las viejas) comienza a irritar a los deudos cuando apenas se delinea la “verdad alternativa” con que la 4T pretende complacerlos a partir de su informe sobre la filiación de un fragmento óseo, presumiblemente hallado a 800 metros del basurero de Cocula, que fue decodificado en el Laboratorio Central de ADN del Instituto de Medicina Legal de la Universidad de Innsbruck, Austria.

Bertha Nava, mamá de Julio César Ramírez Nava, uno de los tres normalistas asesinados (los otros dos fueron Daniel Solís Gallardo y Julio César Mondragón) por los policías municipales de Iguala que levantaron a los emblemáticos 43, demandó este domingo del gobierno federal, en mitin celebrado en Chilpancingo: “Queremos la verdad, y yo sé que esos muchachitos están vivos. Los queremos de vuelta como se los llevaron y deje de estar despedazando a nuestros muchachitos; los queremos de vuelta y los queremos enteros, no los queremos en pedazos”.

Citlal Giles Sánchez, reportera de La Jornada Guerrero, abrió así su nota: Estudiantes de Ayotzinapa criticaron que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador intenta levantar la “mentira histórica” que previamente derribaron, al asegurar que Christian Alfonso Rodríguez Telumbre fue calcinado en Cocula y que ése sea el destino de los 43 jóvenes, por lo que, advirtieron, regresarán con protestas más radicales. Narró que la señora imploró al presidente Andrés Manuel López Obrador dejar de engañar a los padres de los normalistas, al insistir que “ese huesito es otro más de los 43”, y manifestó que, si López Obrador se sigue prestando a esas mentiras, “significa que está igual de coludido que los demás gobiernos. Ya basta de estar burlándose de nuestro dolor…”.

En la concentración, uno de los oradores dijo que cada que se acerca un aniversario de la desaparición, el gobierno federal “saca cortinas de humo para apaciguar al movimiento y ya estamos cansados. Vamos a volver a salir, a actuar radicalmente, porque por la vía del diálogo no vamos a resolver nada”. Y criticó que a los presuntos responsables del crimen se les acuse de crimen organizado pero no por el caso de los normalistas, por lo cual “vemos con desagrado cómo intentan levantar lo que ellos mismos derrumbaron: la mentira histórica…”.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo