Opinión

La resurrección de las estancias

EL ASALTO A LA RAZÓN

Por  Carlos Marín

Con el trago amargo de cuando estuvo en riesgo de ir a la cárcel por desacatar una orden judicial, Andrés Manuel López Obrador tiene hoy ante sí el vergonzoso problema de que su secretaria de Bienestar, María Luisa Albores, cause baja en el gabinete presidencial  por seguir escamoteando el presupuesto federal a las estancias infantiles.

De un total aproximado de nueve mil 300 centros en mil 200 municipios de las 32 entidades de la República, 30 de Chihuahua (donde el juez segundo de distrito, por este mismo asunto, multó al superdelegado  Juan Carlos Loera) ganaron ya la suspensión definitiva del agravio al resolverse de fondo el amparo de la justicia federal que promovieron y lograron se les restituyeran los recursos que la 4-T quiere cortar a la mitad y repartir el dinero a las madres afectadas para que atiendan a sus hijos como puedan.

Fernando Damián hizo notar aquí en Milenio: “Sin embargo, el gobierno federal se mantiene en desacato y apercibido de pagar los 950 pesos mensuales por niño a otras 140 estancias infantiles en Chihuahua, así como a cientos más en Colima, Nuevo León, Jalisco y Sinaloa…”.

Ominoso contraste: para seguir operando sus 80 centros de desarrollo infantil en 18 estados, el lópezobradorista Partido del Trabajo está por recibir 800 millones de pesos, equivalentes al 40 por ciento de lo que ha sido quitado a más de nueve mil 300 estancias, tristes dos mil millones de pesos. Y se le darán, según el senador Joel Padilla, quien despepitó con Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad  que el jueves 9 de mayo, luego de aprobarse la nueva reforma educativa, legisladores y líderes del PT se reunieron con el secretario de Educación, Esteban Moctezuma, para acordar la regularización de los Cendis petistas.

-¿Sí hay una partida en el Presupuesto de Egresos Federal? -se le preguntó.

-Claro que sí hay partida (porque es una) expansión de la educación inicial -respondió, y se fue de boca:

“No se ha ejercido aún porque están terminando los lineamientos, mismos que la semana pasada, en reunión con el secretario Moctezuma, obviamente dijeron ‘aquí están’ (...) para que ese programa funcione regularmente (...). En algunos días aparecerán en la página de la SEP”.

El 14 de febrero, López Obrador había anunciado la cancelación del programa de estancias infantiles y el apoyo a los planteles del partido: “¿Cómo le vamos a dar dinero a los Cendis del PT si no les vamos a dar a las estancias infantiles? Se les va a dar a los padres. Los del PT son muy cercanos a nosotros pero, si no actuamos con rectitud y parejos, no tendríamos autoridad...”.

Por lo que comienza a verse, lo parejo será la justa  restitución de lo que se pretendía despojar a las estancias y las 30 de Chihuahua ejemplifican bien el destino que tendrán los otros cuatro mil 500 amparos que han sido promovidos con base en el constitucional interés superior de la infancia.