Opinión

Casos de nepotismo y tráfico de influencias dan al traste la 4T en Mazatlán

Por  Fernando Zepeda

Lo que viene. Concluyó Semana Santa. Ahora llega la de Pascua. Y tampoco es nada tranquila en Mazatlán. Ya está anunciada la Semana de la Moto. Sí, esa que ya es tradicional. Esa que el alcalde Luis Guillermo Benítez intentó inconscientemente cancelar. Por fortuna, la celebración de Semana Santa resultó bien. Bueno, hasta el festival que organizó la administración morenista tuvo una buena respuesta. Salvo que el conjunto musical Los Tucanes de Tijuana se lanzaron con  sus narcocorridos. Y lo de risa. La administración de Morena lo organizó precisamente en la avenida Bahía que tanto criticaron y cuestionaron. Ahora hay que preparar al puerto para la arribazón de cientos de motociclistas que volverán a abarrotar Mazatlán.

¿Nepotismo o tráfico de influencias? Va la lista cargo y parentesco de quienes son señalados de estar siendo beneficiados en esta 4T. La denuncia está presentada por la síndica procuradora, Elsa Bojórquez, ante el Órgano de Control Interno del municipio, a cargo de Rafael Padilla. Jorge Daniel y Norma Cecilia Contreras Cruz, jefe de grandes consumidores en Jumapam el primero y la segunda jefa de compras en el Acuario, son  hijos de Jorge Contreras, secretario de Presidencia; Luisa Fernanda Olivas Peralta, subjefa de Proveeduría, sobrina de Gabriela Peña Chico, pareja del alcalde; Humberto Álvarez, director del Imdem, sobrino político de la pareja del alcalde; Manuel Hinojos Alarcón y su tía Blanca Esthela Barragán y Enrique Alarcón, administrador de Imdem el primero, coordinadora de Casa Haas la segunda, y director de Enlace Rural, sobrino, esposa y sobrino respectivamente del tesorero Javier Alarcón; Jesús Eduardo Ostos Torres, supervisor de Egresos, esposo de la titular de OIC en Cultura, Ana Bárbara Velarde Osuna, jefa de cajeras de Jumapam, nuera del doctor Alfonso Sandoval, director de Servicios Médicos; Mabel Cardona, jefa de compras en Cultura, cuñada de Linda Chang, directora artística de Cultura y sobrina de la pareja del alcalde, así como Marcela Chang labora en el DIF; Silvia Torres, gerente de distribución en Jumapam, nuera de la esposa de “El Químico”. El caso de los diputados y sus familiares. Míriam González y su esposo, Jesús Ernesto Cristerna, hija y yerno del diputado local, Mario Rafael González; Eloy Ruiz, hijo del diputado federal, Maximiliano Ruiz, y Graciela Galaz, hija de la diputada local Alma Rosa Garzón. Lo peor es que aún hay más. Y no parece incomodar al alcalde Luis Guillermo Benítez y a su cofradía. Alguien debe informarle a López Obrador lo que está haciendo “su amigo” al frente de la alcaldía de Mazatlán.

Aberrante violencia. Ocho mil 424 asesinatos de enero a marzo dan cuenta del arranque de año más sangriento en la historia del país. Y la cifra sigue en aumento. Y no reconocer el insultante y doloroso baño de sangre que está viviendo México, además de miopía es una falta de respeto a los mexicanos. Cuando el periodista Jorge Ramos le preguntó a AMLO en su cara qué haría para combatir la grave violencia que vive el país ya bajo su mandato, el presidente intentó responder con otras cifras que no eran ciertas. Y eso quedó en evidencia. Y lo que en su momento cuestionó en la mañanera el sinaloense Paúl Velázquez denunciando al alcalde de Ahome, Guillermo Chapman, son casos que evidencian estos encuentros con periodistas. Entre ellos “a modo”.