Opinión

Castigados

SOBRE LA JUGADA
Avatar del

Por: Rosario Alberto Leyva

Tan malacostumbrado han dejado a través de muchos años atrás al beisbol amateur, que ahora nadie juega por el amor a la camiseta. Lamentablemente se acabaron esos tiempos. Aquí en Guamúchil cualquier chamaco que apenas sabe agarrar un guante ya quiere cobrarte mínimo 200 o 300 pesos por jugar. Otros que se creen "caballos" suben la cuota a 500 pesos y otros que se dicen ser consolidados llegan hasta mil o mil 500 pesos por representar a un equipo. Pero eso no sólo pasa en ligas locales, sino los causantes de la "maleada" de los peloteros fueron tanto los dirigentes y dueños de equipos de ligas como la Liga Arturo Péimbert Camacho y Japac de Culiacán, quienes junto a la Clemente Grijalva aún se atreven a pagar hasta 6 mil y hasta 8 mil pesos a un pitcher porque les venga a tirar un juego, sin importar que lo saquen a palos en la primera entrada. Bueno, pues después de que los malimpusieron tantos años, ahora no les quieren pagar lo que siempre les habían pagado, en respuesta a eso los peloteros deciden emigrar a otras ligas donde sí les paguen lo que piden. Bueno, ahora en la temporada que está por terminar de la Péimbert Camacho, una desbandada de peloteros se fue a la Clemente Grijalva y los directivos ahora están usando "la guillotina" para castigarlos severamente. Han anunciado tres años sin pisar la Péimbert Camacho y de paso ser "boletinados" a otras ligas, como La Campesina de Guasave y otras para que también no puedan participar. En esa lista de castigados por tres temporadas a partir de que regresen del circuito al que emigraron, se encuentran los jugadores Valentín Sotelo, Jesús Rodríguez Montoya, Natanael Cervantes, Carlos Enrique Gómez Luque, Raúl Gutiérrez Loya, Bismark Mexía, Luis Alonso Gutiérrez y Germán López Véliz.

beisbolguamuchil@hotmail.com