Selecciona tu región
Opinión

Celebrar a mamá

HABLEMOS DE...

Por Diana Martínez Sandoval

-

Cuando llega a la vida de una mujer la noticia de que en ella está creciendo un nuevo ser, su mundo cambia por completo, la percepción de las cosas se maximizan al grado de pensar, sentir y actuar desprendiéndose de egoísmos y prioridades personales, iluminando su existencia con ilusiones pero también con ansiedad por su nuevo actuar, considerando los cuidados que ahora debe tener, las decisiones que debe comenzar a tomar y las emociones encontradas que llenaran por completo su ser, ya que existen quienes se rodean de alegrías y sonrisas, pero habrá otras que su mundo se vuelve adverso y con temores por no saber qué hacer.

Sin embargo, la gran dicha de ser mamá termina superando todo aquello que pudiera parecer difícil, el tener en sus manos a un nuevo ser indefenso, que refleja tanto amor y alegría, quien necesita ser tomado de la mano durante noche y día en los primeros años, convirtiéndose como mamá en su guía, apoyo y protección para lograr en sus hijos una estabilidad emocional que con el paso de los años les ayudará a crecer felices e íntegros.

Ser mamá no es una situación fácil, requiere de mucha entrega, paciencia, fortaleza, aprender a guiar con el ejemplo, saber escuchar no solo las palabras sino también los mensajes que reflejan los hijos en sus acciones, fortalecerse de mil oficios en su vida para convertirse en maestra, enfermera, química, cocinera, astronauta, artista, psicóloga, costurera, chofer, porrista y tantas otras cosas que jamás imaginarían,  pero que cada una de esas acciones serán recompensadas con alegrías y sueños cumplidos en cada uno de sus hijos.

Quizá parezca algo imposible de lograr y no me pregunten como, solo les puedo decir que al momento de recibir en sus brazos a sus hijos ese “chip de superpoderes” para mamá viene incluido, pero aclaro, eso no significa que mamá sea invencible o incansable, es sano y necesario fortalecerse, reconstruirse, darse sus minutos de soledad o descanso para recargar pilas, llorar y hasta gritar, pero después continuar, teniendo en cuenta que eso no las hace menos o malas madres. 

Disfruten cada día al lado de sus hijos, cualquiera que sea su edad llénenlos de cariño, amor, abrazos y besos, eviten sufrir o culparse por cosas que ya no fueron, recuerden que no existe una escuela que enseñe a ser mamá, los hijos tomarán su camino como ustedes en su momento lo hicieron, algunos regresan por si solos a ser su apoyo, otros quizá sea necesario buscarlos, pero cualquiera que sea su caso procuren recordarles con cariño que siempre estarán ahí.

Momentos… Hoy 10 de mayo es un día muy especial, debido a que en cada hogar de nuestro país se celebra con cariño a todas las mamás, ya sea en lo presencial, a la distancia o en el recuerdo de quienes ya no están físicamente, reconociendo su apoyo, entrega y amor incondicional. Teniendo en este espacio la dicha de poder enviarles un gran abrazo y desearles un ¡Feliz día de las madres!, en especial a mi madre Teresa Sandoval López, quien le agradezco todo lo que me ha brindado desde el día en que nací, su amor, consejos y ejemplos que me han permitido caminar por la vida y convertirme hoy en día en guía de mis propios hijos. La amo y respeto, hoy y siempre.

Síguenos en