Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

"Cena de negros"

GUASAVE

La extraordinaria cuanta descocada efervescencia de cara a la renovación de síndicos que en condiciones normales serían allá por marzo o abril, amenaza con quebrar los tiempos que el Ayuntamiento determinará para publicar el documento que será "el santiago" para el arranque, pues le será difícil "enfriar" los ánimos de los grupos políticos.

Las "grillas" se encuentran en su máxima expresión en todas las sindicaturas, por lo que no se descarta se adelante la emisión de la convocatoria de los plebiscitos que regirá lo mismo las campañas que los procesos de elección.

Sin embargo, acortar plazos, para la celebración de esos eventos electivos, como tampoco alargarlos es conveniente como medida que evite durante los prolegómenos de las campañas formales por los espacios, que de hecho, lo son desde ahorita, en auténticas cenas de negros.

Al contrario acercar o prolongar las fechas de las elecciones pueblerinas de síndicos y comisarios, en vez de neutralizar, encendería los ambientes que cada vez se enrarecen más.

Cuando apenas inicia el gobierno, las tensiones se han agudizado entre las camarillas que se disputan las posiciones previéndose que en esta ocasión eleven su nivel de rijosidad, debido a que el PRI, que se ha convertido en oposición, querrá recuperar espacios para los proyectos electorales que vienen, algo que habría que decir, será muy complicado para los tricolores.

La lucha por las sindicaturas como regularmente sucede se atomizará a tal punto de que de seguro habrá registros a montón de aspirantes de todos colores y sabores, sin que ninguno se fije si cuentan o no con el apoyo de la comunidad.

Hoy, al no existir todavía reglas o normas que regulen las competencias que ya están abiertas, el asunto de la disputa por esas ínfimas cuotas de poder rural se ha convertido en un verdedero desorden, en la que nadie sabe quién las da ni quién las toma.

Por cierto, los comités municipales del PAN y PRI, quienes pretenderán sacar la mejor tajada en las elecciones de síndicos y comisarios, lo que menos harían es tratar de someter a los desatados grupos, en principio, porque ninguno tiene control sobre ellos, y segundo, porque les es muy conveniente la anarquía.

Por supuesto al incipiente gobierno municipal, que es al que toca normar y vigilar los procesos en cierne, así como están las cosas, no le será posible mantener dentro de los cauces del orden y del respeto las manifestaciones de los diversos grupos, que buscan, como si en ellos les fuera la vida, las sindicaturas.

Desde luego el peligro podría ser que se desborden las pasiones y se registren al calor de la rispidez, hechos lamentables producto de las confrontaciones políticas que se iniciaron tempraneramente.

En ese sentido el nuevo secretario del Ayuntamiento, Felipe de Jesús García Cervantes, deberá poner en juego todas sus habilidades, si acaso las tuviera, para atemperar los ánimos y todo discurra sin mayores problemas de aquí a la fecha de la liberación de la convocatoria.

Si nos atenemos a los antecedentes de los pasados trienios los plebiscitos para elegir síndicos habrán de desarrollarse allá para mediados o fines de marzo, si no surgen inconvenientes, pues retardarlos no es políticamente recomendable para la gobernabilidad del municipio.

Bajo tal circunstancia, el alcalde Armando Leyson Castro necesita que para esa fecha esté debidamente asentado y con su estructura política rural funcionando a fin de dar seguimiento eficaz a los programas de inversión que seguramente atraerá para Guasave el nuevo gobierno.