Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Centro abandonado

NUESTRA OPINIÓN CULIACÁN

A pesar de las grandes inversiones que se han realizado para embellecer su entorno y atraer un mayor número de visitantes, el Centro de la Ciudad ha dejado de ser un lugar agradable para vivir, ya que en los últimos dos años, ha crecido el número de casas deshabitadas y en contraste existen más locales habitados.

De acuerdo a un estudio levantado por EL DEBATE en este sector de la ciudad, el segundo de este tipo, se pudo comprobar cómo el número de árboles ha disminuido en comparación del año 2011, además de que sigue siendo un lugar de difícil desplazamiento para las personas con alguna discapacidad.

Esto significa que la estrategia de las autoridades municipales por generar una mayor derrama económica en el primer cuadro de la ciudad ha funcionado y ha dado resultado, aunque esto signifique que sea deshabitado.

En lo que respecta al denominado Centro Histórico, que fue remodelado, se pudo apreciar el crecimiento en la apertura de restaurantes y bares, además de que cuenta con árboles e infraestructura adaptada para discapacitados.

Casos como el Paseo del Ángel, que por la noche es cerrado a la circulación es una muestra de esto, ya que por las noches, especialmente los fines de semana, recibe una gran cantidad de visitantes que acuden a los restaurantes y bares.

El rostro del Centro luce diferente y es atractivo, y aunque sigue presentado serios problemas como el congestionamiento vehicular, ocasionado, en mayor medida, por los camiones urbanos y la falta de cajones de estacionamientos, sigue siendo un sitio muy atractivo para los culiacanenses.

Pero para realizar cualquier tipo de obra, es sumamente necesario que las autoridades se asesoren muy bien con expertos en urbanismo, para que los proyectos estén muy bien enfocados y puedan cumplir con todos los requerimientos, no sólo estéticos, sino ecológicos y urbanos.

La remodelación del Centro Histórico fue una puesta de varias administraciones municipales, y a pesar de quedar atractiva, contrasta con las malas condiciones en las que se encuentran calles y banquetas del resto de este sector.