Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Cercado por los tiempos

GUASAVE

Después del sonoro fracaso en las elecciones del 2013, el PRI poco tiempo tiene para tratar de recomponer su desastrada hegemonía y las muchas cosas que andan mal en su interior, antes de enfrentar el proceso comicial durante el que se disputará la diputación federal.

La prioridad de los grupos priistas en los siguientes meses si se atuvieran al sentido común será el replanteamiento de sus estrategias electorales y una evaluación sobre qué fue o ha sido lo que le ha fallado y provocado el derrumbe en las preferencias de la ciudadanía.

Son varios los factores que han influido en la paulatina pero muy constante depreciación de la rentabilidad política del Revolucionario Institucional, pero de ellos, el determinante es carecer de un liderazgo apropiado, fuerte y capaz de sacudirlo del marasmo en que se ha sumergido desde hace tiempo.

Ciertamente el Comité Municipal del PRI no ha sido en su historia, un paradigma del activismo y de la modernización, antes al contrario esta convertido en una entidad vegetativa que a duras penas se moviliza por la inercia en épocas de elecciones.

Precisamente su inmovilidad es lo que hizo que apenas el año pasado fuera desfondado por Armando Leyson que como candidato del PAN, logró un histórico triunfo para acreditarse la alcaldía aprovechando el rechazo hacia el PRI de una sociedad mas actuante que busca en sus políticos una respuesta a sus reclamos de buen gobierno.

Y si al anquilosamiento que padece el PRI local en su estructura direccional incapaz de vincularse con sus cuadros básicos, se suma la crisis de valores que enfrenta, entonces el panorama para fortalecer su nivel de competición, realmente se aprecia muy incierto.

Visto con esa perspectiva el PRI tendrá que empezar desde ya, un trabajo a marchas forzadas, en principio restructurando sus principales mandos con gente que sea dueña al mismo tiempo de una militancia dinámica, tenga un sólido prestigio, una fuerte ascendencia popular y principalmente capacidad de liderazgo y convocatoria.

Pero ademas aparejado a ese sacudimiento de sus organizaciones que le es un imperativo, también el PRI desde ahorita darse a la tarea a buscar, lampara de Diógenes en mano, de entre todos los posibles aspirantes a la diputación federal a quien reúna el perfil mas adecuado a los intereses y gusto de la sociedad guasavense y no en función de las ambiciones de los grupos del centro del país, que será desde donde se dicten las líneas para nominar al candidato al Congreso.

Si el PRI en Guasave no cuida esos aspectos fundamentales que deberían regir toda selección de hombres o mujeres para cargos de gobierno y se empeña en sostener sus autoritarios procedimientos de imposición, quién sabe como le vaya a ir en las elecciones del próximo año.

Hablando de baygones.-A propósito ya que estamos en asuntos de partidos políticos que en lugar de crecer se achican, como igual lo es el PRD guasavense, resulta probable que nuevamente en los comicios del 2015, se convierta en un palero del Partido Acción Nacional, pues no se ve por ningún lado que pueda competir por si solo en el venidero escenario electoral.

A los perredistas, si acaso fuera su intención lanzar un candidato de los suyos, les será muy complicado encontarlo, pues el problema de ausencia de activos renatables o figuras con suficientes cualidades para subirse a la arena política, es mucho más agudo de lo que se piensa. Sus desfiguros los ha reducido a la nada.