Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Chávez-Cotto el 6 de diciembre

MI PUNTO DE VISTA

La pelea entre Julio César Chávez Jr. y el puertorriqueño Miguel Cotto ha dejado de ser una mera especulación. El combate tiene fecha y sede; será el 6 de diciembre en el MGM de Las Vegas, Nevada, de acuerdo a BoxRec, la biblia para consulta de récords y fechas de confrontaciones.

Las negociaciones pudieron haberse cerrado el fin de semana como lo adelantó Chávez padre, quien ventiló que había muchos avances y que sólo era cuestión de llegar a un acuerdo en lo económico.

Aunque ningún medio especializado en boxeo lo daba como un hecho todavía ayer por la tarde-noche, no cabe duda que será una de las batallas más interesantes que puedan registrarse en este 2014.

Pero, ¿en realidad podrá bajar el excampeón mundial medio a las 160 libras?

Si bien es cierto que tendrá el tiempo suficiente para expulsar kilos y grasa corporal, no hay que olvidar que Julio César se complicó la vida durante su reinado y estancia en la división mediana.

Muchos pensábamos que su futuro ya estaba definido en los súper medianos, pero es obvio que la bolsa garantizada para un choque de esa naturaleza bien vale la pena hacer un sacrificio…. o correr riesgos.

Desde estos momentos su lucha no está concentrada sólo en Cotto, sino en su propio cuerpo.

Y mucho dependerá del trabajo que lleve a cabo su equipo, en especial su preparador físico y nutriólogo.

Chávez dio un golpe mediático a su principal competidor por el reconocimiento de mejor boxeador mexicano del momento, Saúl "Canelo" Álvarez, quien también estuvo detrás de ese encuentro. El tapatío pregonó muchas veces que el puertorriqueño estaba en su camino y que muy difícil podía salirse del mismo.

Claro que a muchos nos gustaba, y nos sigue gustando esa confrontación, que de darse, no tengo la menor duda que sería un choque importante porque son estilos idénticos, de dos hombres que van al frente y que buscan el contacto cuerpo a cuerpo.

Pero esos mismos ingredientes podríamos ver en la Cotto-Chávez, con la seguridad que terminaría en un nocaut.

Miguel hizo con el "Maravilla" Martínez lo que Julio César pudo haber consumado hace dos años, si hubiese atacado desde el primer campanazo.

Cotto y Chávez son boxeadores que aguantan y pegan. Pero lo más importante son sus estilos.

¿Su pronóstico?

Inactividad. Si la pelea realmente se realizara en esa fecha, Julio César tendrá muchas cosas a favor, pero también en contra, como por ejemplo, la acción en los últimos meses.

Recordemos que el tiempo que permaneció inactivo no le ayudó mucho en la revancha contra Brian Vera el pasado primero de marzo en Los Ángeles. El único combate que sostuvo en todo 2013 fue aquel polémico resultado contra el mismo Vera en Carson.

Chávez tendría casi diez meses fuera de los cuadriláteros cuando intercambie golpes contra Cotto, quien más o menos transita por los mismos caminos en cuanto a actividad.

--

Ayer Dios me permitió escribir estas líneas; hoy sólo ÉL sabe si podré hacerlo de nuevo.