Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Chávez Jr mostró avances

MI PUNTO DE VISTA

No voy a darles muchos detalles de algo que ustedes ya vieron a través de la pantalla chica. Pero estarán de acuerdo conmigo en que Julio César Chávez Jr mostró avances en este choque de revancha contra el texano Brian Vera.

El excampeón mundial medio se reivindicó con una victoria clara e inobjetable que estuvo a punto de ser manchada por el juez David Sutherland, quien con sus tarjetas de 114-113 estuvo a punto de provocar una decisión dividida y no unánime, como resultó. Para este hombre JC hubiese perdido, de no ser por aquel punto que el referee Rafael Ramos ordenó que se le descontara a Vera en el octavo asalto.

Julio nos demostró que cuando existe dedicación y una motivación, nos puede acostumbrar a este tipo de actuaciones. Es cierto que todavía está muy lejos de ser el Chávez Jr que muchos queremos ver. Pero después de aquella prolongada inactividad de un año por la sanción impuesta tras su pelea con Martínez, y cinco meses desde que enfrentó al propio Brian, el hijo de la leyenda comienza a recuperar parte de esa credibilidad que había perdido.

Sin embargo, a Chávez le falta trabajar mucho en el sistema defensivo. Las manos de Vera le entraron con mucha facilidad. Fue frágil en ese sentido y la prueba está en las huellas que sobre su rostro quedaron con tantos jabs que Brian le asestó durante los 12 rounds; 82, para ser más exactos.

La división en que el mexicano milita, es cierto, nos los caracteriza por su rapidez. Entre más pesados y altos, más lentos son los movimientos. Pero tampoco se pueden conceder tantas facilidades al adversario, como en este caso Vera, quien lanzó 961 golpes por 526 de Julio; aunque el porcentaje más alto de conectados fueron para Chávez con 49 por ciento, frente a 21 del rival.

También es cierto que lanzar tantos golpes, sin efectividad y sin alcanzar el objetivo que es tocar el cuerpo del rival, hace a un boxeador espectacular. De todos esos disparos que el norteamericano realizó, apenas 205 llegaron a la humanidad de Chávez.

La contundencia con que se conectan es otro factor. Digamos que el más importante por la forma en que se merman las condiciones. Chávez tiró 312 y 192 se impactaron en diferentes partes del cuerpo de Brian, quien en contra parte lanzó 527, pero apenas 123 se estrellaron en el cuerpo de Julio César.

Ahora tendremos que verlo contra un rival de mayor jerarquía, en julio, para comprobar si los avances son una realidad y una esperanza, como la de ser nuevamente campeón del mundo.

Defraudó. Al ucraniano Vanys Lomachenko lo pintaban como la gran promesa del boxeo y lo intentaron convertir en campeón mundial sin precedentes. Pero el dos veces medallista olímpico no consiguió ninguna de las dos cosas.

Al menos en mi opinión, no es el pugilista espectacular del que muchos hablaron. Tiene rapidez de manos y piernas, es cierto. Sabe moverse excelentemente arriba del ring, es escurridizo, pero con limitaciones defensivas y ofensivas.

Salido le ganó con claridad y, de no haber sido por esas dos libras que se excedió en el pesaje, todavía estuviera reinando en la división Pluma.

A Lomachenko le llegó la oportunidad titular apenas en su segunda pelea, cuando a muchos les cuesta trabajo, después de 30 o 40 combates.

No veo a quién pueda destronar en un futuro muy cercano.

--

Ayer Dios me permitió escribir estas líneas; hoy sólo Él sabe si podré hacerlo de nuevo.