Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Opinión

Christian Villanueva, ¿al short stop?

Por: Juan Ángel Ávila

Lo mejor que le puede pasar a Christian Villanueva le está ocurriendo. Está bateando a ritmo frenético en pretemporada. Poder y promedio le ha dado a Andy Green, su mánager con San Diego. Sin embargo, no tiene lugar seguro para jugar, pues la primera base la tiene Eric Hosmer que promedia 158 juegos disputados por campaña y es guante de oro. En tercera base anda Chase Headley con 34 años a cuestas y un contrato de 14 millones de dólares. La posición donde ha comenzado a tomar rodados es shortstop. Ese sitio lo tiene este año Freddy Galvis, venezolano que llegó de los Filis y quien el año pasado se aventó todo el calendario completo pues vio acción en los 162 juegos del rol regular con Filadelfia. Creo que a Villanueva no le caería mal el buscar ampliar su presencia en la defensa, de campo corto está bien, dándole descanso a Headley de vez en cuando y además yéndose a los jardines, algo que pienso yo sí puede hacer. Porque su bate es de Grandes Ligas y lo manifestó en septiembre, el detalle es encontrarle turnos en la temporada 2018 con todo el tráfico que hay.

Ohtani vs toros

El viernes, en el complejo deportivo de Tempe, Arizona, donde tienen su campo de entrenamiento los Serafines, Toros de Tijuana sostendrá un juego de preparación muy especial. Y es que ese duelo ante un grupo de prospectos de los querubines tendrá como ingrediente especial la presencia del japonés Shohei Ohtani en la loma por los Angelinos. Fue por indicación del mánager Mike Scioscia que prefiere ver al nipón en este juego ante el actual monarca de la Liga Mexicana de Beisbol en vez de llevarlo a la localidad de Mesa, donde ese día el equipo grande enfrentará a los Cachorros de Chicago. Se entiende el plan del piloto de Serafines. No hay porqué someterlo tan pronto al rigor como abridor ante un club contendiente. Preferible que lanza y utilice todo su repertorio frente a los Toros. Serán 4 innings con 60 lanzamientos lo que haya Ohtani. Es probable que en este juego, del cual no sabemos exactamente en qué campo se verificará, se dé la modalidad del “rollover”, ignoro aún si será en uno de los adyacentes o el estadio mayor, dada la enorme presencia de aficionados y prensa de Japón que siguen a este nuevo embajador del “país del sol naciente”. El “rollover” es algo que se ve de manera regular en juegos de preparación. Un lanzador hace entre 15-25 lanzamientos por inning y no importando como vaya el juego o la cantidad de outs que se tengan, así se termina la entrada. El número de pitcheos importa más que las actuaciones completas. El fin es ver cómo desarrollan su trabajo los brazos del equipo.  Con Shohei veremos eso el viernes, pero siempre será interesante el observar el comportamiento de un club mexicano ante una de las figuras de otro país. Los Toros están muy motivados por este enfrentamiento. Desde que se supo la noticia de que existía la posibilidad de medirse al menos por tres, cuatro episodios al japonés todo mundo pidió estar en ese juego. Es enfrentarse a un elemento especial por esa dualidad de ser pitcher y bateador.

En esta nota:
  • Ruidos del Dugout
  • Villanueva
  • Stop