Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Circulante que se va

NUESTRA OPINIÓN GUAMÚCHIL

El comercio local parece que lleva algún tiempo atravesando una mala racha, y de repente nuevos factores influyen en ésta, los cuales hacen que la mala temporada se alargue aún más, y algunos otros son pasajeros, pero todo indica que son los que más vienen a afectar a los comerciantes, ya que la ciudadanía opta por ahorrar y aprovechar lo que se le ofrece a un costo más bajo.

Los que cada año vienen a ofrecer sus productos son los vendedores de Moroleón, Guanajuato, quienes ocasionan un sinfín de inconformidades entre el comercio local, ya que señalan que los días que ellos permanecen en la ciudad las ventas bajan considerablemente, y consideran esta práctica como desleal debido a que los comerciantes establecidos en la ciudad pagan más impuestos, servicios, algunos pagan renta, por lo que no pueden irse por la opción de bajar sus precios, situación que los llamados vendedores "golondrinos" sí pueden manejar y traen su mercancía a precios bastante atractivos para el consumidor.

Líderes locales del gremio del comercio se manifiestan a favor de que estos vendedores lleguen a la ciudad, pero no a vender, sino para fungir como proveedores de los establecimientos y así ambas partes salgan beneficiadas.

Por el momento, los "golondrinos" están en la ciudad, y debido a esto el comercio local no ve el flujo de circulante, ya que la gente aprovecha las ofertas que le ofrecen, lo que deja a los locales con sus ventas por los suelos en la mayoría de los casos. Actualmente lo que la gente busca son buenos precios, ofertas atractivas y productos de calidad, pero hay cierto sector de la población que muchas veces no puede cubrir el costo de algunos productos que podría adquirir en la ciudad, y de igual forma, los comerciantes locales no pueden, en muchos de los casos, bajar los precios de sus productos por los gastos que su negocio genera.