Opinión

Ciudad Obregón

HOY EN LA HISTORIA
Avatar del

Por: MARCO ANTONIO BERRELLEZA

En 1907 se tendía la vía del Ferrocarril del Pacífico en las llanuras del estado de Sonora. Al sur de la población de Empalme, se perforó un pozo para abastecer de agua a las locomotoras y se construyó una caseta de madera para las oficinas telegráficas de la empresa ferroviaria. Cinco años más tarde, alrededor de esas instalaciones, empezaron a levantarse pequeños locales comerciales, casas de huéspedes y restaurantes para atender a quienes, a invitación de la compañía colonizadora del Valle del Yaqui, iban a conocer y a comprar terrenos. Así se inició el poblado al que el año de 1923 se le dio la categoría de congregación, con el nombre de Cajeme, en honor al indio que defendió a su pueblo en tiempos del porfiriato. Los años transcurrieron, y el pueblecito aquel fue creciendo. A finales de 1925, al poniente del caserío de la congregación, se desmontó una amplia superficie de terreno y se trazaron calles y espacios para jardines, escuelas, iglesias y otros servicios. El pueblo dedicado al inmortal yaqui, estaba progresando a pasos acelerados.

Para 1928 ya se habían construido en el lugar, formidables residencias, instituciones bancarias y flamantes locales comerciales. Todo marchaba a las mil maravillas para el pueblo. Lo que no encajaba, a juicio de las ya entonces mayorías, era el nombre. El Congreso del Estado de Sonora, por la Ley 79, publicada el 4 de agosto de 1928, convirtió al pueblo de Cajeme en Ciudad Obregón, en honor del general Álvaro Obregón, recién electo presidente de México, y asesinado en la capital del país apenas el día 17 del mes anterior.

>

www.historianews.com

maberrelleza@hotmail.com