Opinión

Cobija el estado a dos alcaldes con licencia que perdieron el 1 de julio

Los ‘Juanitos’ que ganaron la elección del pasado 1 de julio recibirán un curso para evitar que lleguen a los cargos rupestres y campiranos

Por: Fernando Zepeda

Sacudida anunciada. Los cambios en el gabinete estatal se habían anunciado. Y con los de hoy, que son tres secretarías, no termina. ¿Qué es lo que busca el gobernador con estos cambios? ¿Es acaso respuesta a lo sucedido el 1 de julio? De entrada, el colocar a dos exalcaldes que buscaron la reelección el 1 de julio y no lo lograron pudiera verse como un “premio de consolación”.

Pero no es así. Las circunstancias jugaron para que Alvaro Ruelas, de Ahome, y Jesús Valdés, de Culiacán, fueran nombrados ayer como secretario de Desarrollo Sustentable el primero y secretario de Agricultura y Ganadería el segundo. El gobernador Quirino Ordaz Coppel no podía permitirse dejar “volando” a dos de sus colaboradores en las alcaldías de Culiacán y Ahome. Además que para lo que viene, e interpretando lo que los ciudadanos manifestaron el 1 de julio, pudieran ser claves para un cambio más eficaz y rápido de las acciones de gobierno. Salieron Juan Enrique Habermann de Sagarpa, que algún momento pudo ser considerado en el análisis para la candidatura por el senado, y también sale Martha Robles de Desarrollo Sustentable. Quien se va de Salud es el doctor Alfredo Román Messina, cuyo desgaste por los grandes problemas que heredó fueron mayúsculos. Su relevo, el también doctor Efrén Encinas, ampliamente conocido por su trayectoria en el sector salud, pareciera que se sacó “la rifa del tigre”. Hay direcciones en las que ya están programados algunos cambios. Y en estos días habrán de concretarse.

La señal que esperaba. Hugo Enrique Moreno, de Escuinapa, decía ayer que esperaba “una señal” para regresar a la alcaldía que dejó para buscar la reelección que no llegó. Y esa “señal” llegó cuando inusitadamente la alcaldesa sustituta Fernanda Oceguera convocó a sesión extraordinaria del cabildo para someter a votación su retiro. Y se lo aceptaron. ¿Y cómo no?, si la mayoría es del Yiyo. Pues bien, la “señal” ya se dio, ahora el Yiyo tendrá que esperar que el Congreso del Estado acuerde su retorno a la alcaldía. Eso pudiera suceder en la sesión de este jueves.

Pucheta, firme. Quien ya tiene más que definido lo que hará es Fernando Pucheta, el alcalde con licencia de Mazatlán, quien decidió, tras la derrota del 1 de julio, no regresar a la alcaldía. Pucheta estudia la posibilidad de crear un verdadero “observatorio ciudadano” que recorra las colonias. Que se convierta en un aliado de la sociedad mazatleca para buscar de manera conjunta resolver los rezagos que enfrenta el municipio. Tan claro lo tiene que asegura que más pronto de lo que se espera lo volverán a ver en las colonias.

Los “Juanitos” que vienen. Está más que claro que Morena tuvo que llenar con lo que pudo las candidaturas para por lo menos tener presencia en todos los distritos electorales y alcaldías en Sinaloa. Como se recordará ya al famoso Juanito, menos conocido por su nombre Rafael Ponfilio Acosta Ángeles en aquella contienda de Iztapalapa. Hoy, Morena y especialmente Andrés Manuel López Obrador intentan evitar que quienes ganaron la elección lleguen tan rupestres y campiranos. Los someterán a cursos intensivos para que los que serán diputados conozcan por lo menos cuáles son sus funciones, y quienes ganaron alcaldías el curso será para que conozcan por lo menos las bases de una administración pública. Así o más claro.

En esta nota:
  • En el blanco
  • Zepeda