Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Colhuacan sin apoyo

MI PUNTO DE VISTA

El pago por consumo de energía eléctrica en las Ligas Pequeñas de Beisbol en Culiacán es algo que difícilmente los circuitos pueden absorber. Ustedes saben que sus operaciones se realizan con las contribuciones de los padres de familia por concepto de inscripciones, dinero consignado exclusivamente para las más imperiosas necesidades como mantenimiento de campos, aseo y vigilancia.

Muchas veces las prorratas no alcanzan ni para cumplir con esas obligaciones, sobre todo cuando algunos tutores se hacen de la vista gorda y no pechan un solo centavo. Ni hablar de otras acciones muy peculiares de dicho movimiento, como el "pisa y corre" de directivos (no todos, por supuesto) que terminan con su gestión y dejan la tesorería como tocada por un sismo de más de 8 grados en la escala de Richter.

Actualmente todas –la Culiacán AC acaba de recibir ese beneficio en uno o dos campos- cuentan con alumbrado, lo que les permite ampliar los horarios de entrenamiento a sus equipos, realizar jornadas nocturnas y hasta organizar torneos de softbol con el objetivo de recabar fondos a través de las inscripciones.

Este apoyo del Ayuntamiento hacia las Ligas nació hace ya varios años, y hasta la fecha se mantiene vigente. El requisito, claro, es que los terrenos donde está enclavada la Liga, sean propiedad del municipio, esto para evitar que dueños de escenarios similares extiendan la mano.

Sin embargo, de pronto surgen imponderables que golpean a las Ligas, particularmente en los cambios de administraciones, y las demandas para resolver esos problemas son ignorados o se burocratizan.

Tal es el caso de la Liga Pequeño Colhuacan, que está a punto de cumplir un mes sin energía eléctrica, a causa de una negligencia por parte de personal del gobierno municipal anterior y el tortuguismo con el que pretende resolver la situación las nuevas autoridades.

Caso planteado. Su presidente Joel Ramírez me explicaba ayer que el Ayuntamiento dejó de realizar los pagos a la Comisión Federal de Electricidad desde febrero del año pasado. Es decir, durante el último año de la administración de Aarón Rivas Loaiza.

En su momento, personal de Alumbrado Público de dicho trienio tenía conocimiento de su responsabilidad y del adeudo, pero se fueron consumiendo los meses y nunca se elaboró un "botador" que cubriera la enorme deuda que ahora existe.

Obviamente la CFE no tuvo otro recurso que bajarle la cuchilla y dejar en penumbras a la Liga.

Ramírez tocó el tema con Sergio Torres, quien a propósito, no le cumplió un compromiso de campaña (construirle nuevos baños a la Liga antes de comenzar su mandato), y el alcalde le aventó la papa caliente a su director de deportes Jorge Casanova, con quien Joel se ha entrevistado en repetidas ocasiones, sin respuesta alguna. Ramírez se queja ahora de que este ni sus llamadas responde.

El monto es bastante elevado. Son miles de pesos, cantidad que el presidente del circuito no cubriría ni vendiendo su alma al diablo, ni tampoco llevando las escrituras de su casa y negocios a una casa de empeño.

Joel quiere y busca un diálogo con las autoridades para resolver este asunto de YA, pero tampoco lo ha conseguido. El hombre busca llegar a un convenio, desde luego, con el apoyo del Ayuntamiento.

Esperemos que lo escuchen, pero no solamente eso.

--

Ayer Dios me permitió escribir estas líneas; hoy sólo ÉL sabe si podré hacerlo de nuevo.