Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Opinión

Combate frontal a la corrupción: debut del senador Zamora

Por: Luis Enrique Ramírez

Combate frontal a la corrupción: debut del senador Zamora

Combate frontal a la corrupción: debut del senador Zamora

Una iniciativa de gran calado en materia de combate a la corrupción y la impunidad presentó ayer en la tribuna de la Cámara Alta el senador sinaloense Mario Zamora Gastélum.

Con una serie de reformas sustanciales a la Ley General de Responsabilidades Administrativas, el legislador federal oriundo de Los Mochis afirmó que, de aprobarse esta iniciativa, se habrá iniciado el desmantelamiento real de los fenómenos de deshonestidad en las altas esferas del poder que tanto lastiman a los mexicanos. Porque, subrayó, la corrupción y la impunidad nos afectan a todos.
Zamora propone la creación de un Dictamen de Congruencia Patrimonial para Servidores Públicos, a fin de brindar nuevas herramientas que fortalezcan la transparencia en el servicio público y elementos de certeza a la sociedad que reclama hechos, y no palabras.

De este modo, los funcionarios estarán obligados a presentar, desde su declaración inicial, un dictamen de congruencia patrimonial, elaborado por un contador público registrado.

Resultados inmediatos en el combate a la corrupción y restablecer la confianza con la ciudadanía, serán una realidad si esta propuesta es aprobada por el pleno, aseguró Mario Zamora, quien inicia sus seis años en la senaduría con paso determinante.

UNA MUJER ADMIRABLE. Ejemplar, la valentía de la periodista sinaloense Cynthia Valdez. A más de 15 meses de haber sido desplazada del estado para poner a salvo su vida, rompió el silencio que se impone como condena a los comunicadores en su circunstancia.

Con voz y presencia, pese al riesgo en el que vive, expuso el dramatismo de su caso en el foro Ampliando el Espacio Democrático (Perspectivas de Seguimiento a las Recomendaciones Internacionales sobre Libertad de Expresión, celebrado el miércoles en la Universidad Claustro de Sor Juana de la Ciudad de México, a cargo de organizaciones de derechos humanos y de defensores de periodistas.

Relató Cynthia Valdez, en un testimonio que erizó la piel de los presentes: 

«Fui extraída por el Mecanismo de Protección de la Secretaría de Gobernación después del asesinato de nuestro compañero Javier Valdez Cárdenas, cuyo crimen todavía, a pesar de que se cuentan con dos personas detenidas, se mantiene impune.

»En México, como en Sinaloa, ser periodista es un riesgo; el país es considerado por organizaciones como Reporteros sin Fronteras en su informe 2017 como el segundo más peligroso del mundo para ejercer el oficio; porque aquí uno corre el riesgo de que te maten, te desaparezcan o te amenacen; la mordaza que imponen los propios medios y el gobierno es lo de menos; aprendimos a vivir con la autocensura, entre las balas de los criminales y de las fuerzas armadas y policiacas, que siempre viven al acecho de nuestras libertades consagradas en la constitución.

»Pero además, en mi caso, y con esto quisiera hacerlo extensivo a muchas de mis colegas, ser mujer implica un riesgo más notorio, porque también vivimos en un estado y en un país altamente machista en donde ser mujer es vivir con el temor de que te maten».

Cynthia se desempeñaba como codirectora del portal de internet La pared noticias y como corresponsal de Milenio y Univisión. En estos dos últimos medios ya no labora; perdió esas fuentes de trabajo al salir de la región de Sinaloa, que era su área de cobertura.

En el mismo acto, David Akaye presentó un informe sobre la situación de la libertad de expresión en México, donde remarcó su preocupación respecto al ejercicio de vigilancia sin controles en el país y la falta de una investigación efectiva de esta garantía constitucional.

Nuestra solidaridad, hoy y siempre, con la querida compañera Cynthia Valdez, con quien hace siete años iniciamos un proyecto que es hoy toda una realidad: el diario digital Fuentes fidedignas. Dios los bendiga y la mantenga sana y salva. Así sea.