Opinión

Como a Zedillo, recibe Mazatlán a Peña Nieto

ELENCO POLÍTICO

Por: Martín Mendoza

Vaya recepción que Tláloc da hoy en Mazatlán al presidente de México, Enrique Peña Nieto: inundando algunas zonas como Jacarandas y Urías, y familias damnificadas. Casi similar a aquella bienvenida que, coincidentemente, un 4 de septiembre, le dio al primer mandatario Ernesto Zedillo, cuando vino a inaugurar el inicio nacional de clases y una reunión nacional de tesoreros, organizada esta última por el recientemente fallecido Marco Antonio Fox Cruz, por entonces tesorero del gobierno de Renato Vega Alvarado. En aquella ocasión el acto de inicio de ciclo lectivo se tuvo que realizar en las instalaciones de Sindicato de Trabajadores del PAN Bimbo, al impedir la lluvia se efectuara en el plantel escolar programado. El evento del Comercio Exterior está programado para desarrollarse en el Centro de Convenciones, con expectativas para que no se suspenda, para que el primer mandatario esté al mediodía en la entrega del premio al mejor exportador, en 10 rubros y la clausura del evento.

Desastre. Ese compromiso sorprendió al gobernador en Mazatlán, lo cual le sirvió para constatar los daños que sufrió la ciudad porteña por el embate de la lluvia del Norberto del miércoles por la noche y ayer durante el día, que además suspendió la actividad pesquera en la víspera del inicio de levantamiento de la veda de camarón. Las embarcaciones quedaron amarradas en bahía. Pero Mazatlán no es el único municipio afectado. El gobernador Mario López Valdez, dijo que El Rosario y el municipio de Sinaloa también resienten daños, cuando los caudalosos ríos siguen aumentando el nivel de agua que arrastran. Además de dictar órdenes para que se canalicen los primeros apoyos a las familias perjudicadas, adelantó que pedirá al gobierno federal declare zona de desastre la región para que también llegue la ayuda. La visita de Peña Nieto, ahora sí que pudiera ser providencial.

Adoctrinamiento. Más que la toma de protesta a nuevos consejeros políticos estatales, al presidente nacional del PRI, César Camacho Quiroz, lo que más le interesaba era venir a Sinaloa a adoctrinar a los sectores y factores de la sociedad de la necesidad de eliminar a 100 diputados y 32 senadores "pluris" de la nómina del Congreso de la Unión. El de por qué quitar ese número de diputados lo explicaría anoche en una cena con 75 empresarios del estado. Entre los invitados estuvieron Eduardo de la Vega Echevarría, Sergio Paredes Verdugo. Enrique Coppel, Juan Manuel Ley Bastidas, Fernando Balderrama Verdugo, Óscar Pérez Barros, Rodolfo Campoy de la Vega, David Moreno Lizárraga, Aarón Fregoso Gutiérrez, José Leovigildo Carranza, Carlos Verdegué Sacristán, Ernesto Suárez Andujo y José Tarriba Urtusuástegui. Al dirigente nacional del PRI que pretende presidir la próxima legislatura con menos ruido, lo acompañó la secretaria general Ivonne Ortega. Antes, el tema lo abordaría ante nuevos consejeros del PRI en el acto programado para el Figlostase, donde la presidenta estatal, Marta Tamayo; el presidente de la Comisión de Elecciones Internas, Francisco Javier Ramos Vega; y el alcalde de Culiacán, Sergio Torres, producirían mensajes…

Adelante. Desde aquí deseamos pronta recuperación al amigo, paisano y mejor periodista Alejandro Oláis Olivas, aquejado por una dolencia física. ¡Ánimo!