Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Opinión

Con orden en finanzas y no robar se rescatan programas sociales

Por: Fernando Zepeda

La clave: Orden y no robar. Lo declarado ayer por el gobernador fue el corolario. Quirino Ordaz Coppel anunció que para el próximo ciclo escolar se entregarán dos uniformes a cada estudiante. ¿Y por qué? La respuesta es clara. Es precisa, porque si algo domina a la perfección el gobernador es el manejo de las finanzas. El año pasado cuando arrancó la actual administración se tuvieron problemas de falta de recursos. De pagos extraordinarios de compromisos que no se habían cumplido anteriormente. De un desorden administrativo que condujo al Gobierno de Quirino a ajustar programas, incluidos los sociales como el apoyo de uniformes y útiles escolares. Fue de acuerdo con el gobernador una decisión dolorosa. Una decisión que tuvo un costo social para quien apenas llegaba al Gobierno. Al cabo de un año, el orden administrativo se impuso. El manejo de las finanzas tiene orden, claridad y trasparencia. Esto sumado al principio que ejerce en su totalidad Quirino Ordaz Coppel de “no robar”, hoy le permite recomponer las cosas y apoyar con mayor efectividad programas sociales como es la entrega de dos uniformes gratuitos y útiles escolares. Y no solo eso. Las comunidades pesqueras que por años, administración tras administración solo habían recibido “aspirinas”. Que son los pueblos con mayor marginación y rezago en Sinaloa, hoy comienzan a ser incluidos en programas que les cambiarán la vida a los cientos de miles de los pescadores ribereños y en general del sector social. Ordaz Coppel se escucha contento. Satisfecho pero no conforme con los logros que está alcanzando en apenas un año tres meses de su administración. Sabe que los sinaloenses han creado grandes expectativas sobre su gobierno. Y eso es la bujía que lo hace ir hacia adelante. Un vistazo en los 18 municipios de Sinaloa lo demuestra.

¿A quién apoyarán los empresarios? Los sectores del país y de Sinaloa juegan su papel en cada elección. Y en la que viene por su circunstancia, con mayor razón. Se habla que en el cumpleaños de José Antonio Meade estuvieron los más importantes empresarios del país. Incluido claro está Carlos Slim. Los empresarios tendrán que valorar sus intereses ante la posibilidad de que Andrés Manuel López Obrador gane la elección. Eso está claro. En un país como México, en su actual circunstancia, todos jugarán un papel importante porque aquí estará en jugo no el que “suelten al tigre” haber quién lo amarra. Tampoco las acusaciones de lavado de dinero, en tanto no se ejerza acción penal. Menos en los supuestos desvíos en programas sociales de la administración peñanietista. Esto es simplista. El fondo es qué proponen los ahora cuatro aspirantes a la presidencia de la República. Andrés Manuel López Obrador, Ricardo Anaya, José Antonio Meade y Margarita Zavala. Y que no nos salgan con la simpleza de que acabarán con la pobreza y la corrupción sin que nos expliquen a los mexicanos cómo. En Sinaloa la elección de senadores y diputados federales llama la atención. Pero el ciudadano común le da mayor importancia a la elección de sus alcaldes. La autoridad con la que habrán de liderar de cerca. Ni siquiera le dan importancia a los diputados locales. Los temas que más lastiman y que tendrán que plantear como serán resueltos es la impunidad, la violencia, la pobreza y la falta de oportunidad a millones de mexicanos. 

En esta nota:
  • En El Blanco
  • Programas sociales
  • Robo