Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Con presente, pero sin futuro

GUASAVE

Con todo y el crecimiento que se percibe adquirió en las más recientes elecciones el Partido Acción Nacional y que su entonces candidato, Armando Leyson, ganó la alcaldía, hay indicios de que pudiera volver al estatus electoral que, sin la participación de este, por lo regular ha mantenido.

La circunstancia de haberse colocado como primera fuerza política parece no durará ni siquiera el trienio actual a contrapelo de las simpatías que inspira "su presidente", cuya figura es la que concita el apoyo ciudadano, por lo que es probable que regrese a la lona, de donde sólo se ha levantado por aquel.

Lo cierto es que para el siguiente proceso en el que estará en juego la diputación federal, el escenario para los albiazules que dirige el literalmente incoloro e insaboro, Javier Eduardo Lugo, se otea bastante sombrío, como generalmente lo ha sido en todas las elecciones en las que no participó Leyson Castro.

Es de calcularse entonces que dentro de una campaña intermedia, el candidato que nomine, no queremos saber cuál (a excepción del actual alcalde), no podrá aglutinar en la misma proporción, no al menos para arrebatarle la curul al PRI, por lo que para el año que viene, en esa dirección las expectativas panistas no son, digamos, las más promisorias.

Tras los sonoros fracasos que el PAN, hasta antes del 2013, ha tenido con todos sus aspirantes a diputados federales, cabe la posibilidad que retome el destino de las derrotas, sobre todo si pretendiera reciclar personajes como Vicente Galaz, Lupita Barrios y todos los que para atrás guste agregarles, algo que ciertamente sería una torpeza política del tamaño del mundo.

Si no es el doctor Jesús Antonio López Rodríguez, que se asume es panista -aunque más Koriano- y que es de lo mejorcito, pudiera lanzar al ruedo, por ningún otro lado se aprecia a quien llegado el momento tenga el suficiente estalaje electoral para elevarle el nivel de competición en el que ya sin Leyson seguramente andará de nuevo por los suelos.

¿Vicente Galaz, Artemisa García, el propio Javier Eduardo Lugo? ¡por amor de Dios!, con ninguno en caso de ser designado, el PAN, difícilmente llegaría, ya no digamos a la esquina, sino que ni siquiera a la mitad de la cuadra. Todos los sedicentes "santones" de ese partido que en sí, nunca ha sido opción, son cartuchos muy percutidos.

Quizá por lo pronto para salir del paso estuvieran pensando en encontrar alguien de la talla de Leyson, caso difícil por supuesto, por lo que tendrán que recurrir, repetimos, si pretenden participar en las elecciones del 15, con algún grado de decoro, al médico López Rodríguez.

Ahora bien, parafraseando el corrido de la carga ladeada, si hay alguien dentro del PAN con los comentarios, se sienta ofendido y presuma de tener los arrestos suficientes para entrar a la liza electoral por la diputación con seriedad y no sólo para cubrir el protocolo o expediente, favor de levantar la mano, porque desde aquí no vemos a nadie.

Y no es que el PRI, que otra vez como en comicios anteriores, aún en la más reciente en la que fue desfondado, sería el partido a vencer, esté lleno de figurones. Pasa simplemente que en Acción Nacional están peor que nunca en materia de personajes políticamente rentables.

Los priistas saben pese a los desánimos y desconciertos en que quedaron, que no batallarán mucho para empezar a recuperarse del fracaso que les infligieron, por lo pronto con el refrendo de la diputación federal, partiendo del hecho del exiguo inventario político con el que cuentan los panistas.