Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

¿Con qué méritos Heriberto Galindo Quiñones o David López Gutiérrez?

SUSTANCIA SIN RETÓRICA

He vivido más de cinco décadas en Sinaloa. Aquí nací. Guardo memoria de la vida social y política de mi solar patrio desde que tengo uso de razón. Conozco los méritos propios, reales y trascendentes de muchísimos sinaloenses. No circunstanciales o producto de las ocasiones coyunturales. Me refiero a méritos personales que van más allá de tener una relación o cargo público. No a los derivados de las atribuciones legales de los servidores públicos o representantes populares, porque esas son simplemente obligaciones que mínimamente deben realizar, ya que les pagan con el dinero del pueblo de sus impuestos para que lo hagan.

Bajo este último supuesto, no veo en la lista a Heriberto Galindo Quiñones ni a David López Gutiérrez para ser postulados como candidatos a gobernador de Sinaloa. Ambos están muy desarraigados de aquí. Han vivido alrededor de cuatro décadas cuando menos fuera de la entidad, principalmente en el Distrito Federal o en el Estado de México. También en el extranjero en el caso del primero. Quizá por allá ambos sí tengan méritos como para gobernar esos lugares. Aquí en nuestra entidad no los conozco. ¿Qué han hecho más allá de sus obligaciones como servidores públicos?

El hecho de que Heriberto Galindo haya constituido, junto con algunas personas, una asociación civil para promoverse bajo su cobijo, no es ningún mérito real, es simplemente un mecanismo que está empleando para posicionar su nombre a lo largo y ancho de Sinaloa, porque hoy no figura en las preferencias de la gente, dentro las encuestas que se han realizado al menos hasta ahora. Claro, está haciendo su "luchita", como dijo alguien, bajo ese mecanismo disfrazado.

Tampoco vemos en dichas preferencias a David López Gutiérrez. El hecho de que trabaje en el equipo del presidente Enrique Peña Nieto, y que este haya realizado una broma de mal gusto "destapándolo", no constituye ningún mérito real o tangible que sea propio.

No se trata de criticar por criticar a David López Gutiérrez y a Heriberto Galindo Quiñones. Ni de celebrar las carcajadas de Enrique Peña Nieto, sólo por el hecho de que sea presidente de la República. No somos bufones de nadie.

De lo que se trata es poner en la balanza elementos de ponderación para medir densidades en cuanto a méritos propios que sean reales, para la construcción de ciudadanía en su dimensión política, con el propósito de que en su momento se tomen las mejores decisiones por los sinaloenses.

Construir ciudadanía significa, simple y llanamente, educar para que haya mejores ciudadanos, a fin de que participen con mayores elementos de juicio en la toma de decisiones. Uno de los mecanismos de decisión, lo constituye el ejercicio del derecho al sufragio con plena conciencia, sin coacción, ni engaño alguno, es decir, de manera libre y sin presiones. Aun cuando se pretendan construir imaginarios sociales artificiosos, haciendo "verdad" la mentira, a base de una promoción personal sistemática con el dinero del pueblo. Esto visto, precisamente, en la dimensión política de ciudadanía.

[email protected]