Opinión

Conaculta puso a disposición 2 millones para la Feliart

Por  Fernando Zepeda

¿Dónde está el dinero?. Conaculta asignó dos millones de pesos para la realización de la Feliart. No es de ayer, ni tampoco de hoy. La asignación de ese recurso se realizó hace unas semanas, pero la información al parecer fue ocultada por el alcalde de Morena Luis Guillermo Benítez. El recurso estaba ya disponible para la realización de la Feria del Libro y las Artes (Feliart), pero el Químico decidió cancelarla. Y al parecer esos dos millones fueron a parar a un bolsillo. ¿De quién?. Eso será interesante saber. Y es que el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta) seguramente estaba enterado desde el inicio del año sobre el proyecto de organizar la Feliart en Mazatlán, porque además uno de los impulsores que en más de una ocasión manifestó su apoyo a los organizadores es Paco Taibo II, actual director general del Fondo de Cultura Económica (FCE). El hecho es que los recursos que solicitó Luis Alfonso Enamorado, como uno de los promotores de la Feliart, ya estaban en manos del Químico y decidió unilateralmente quedárselos. El caso está siendo investigado por el Gobierno federal, en donde ya se han dado cuenta la clase de gente que resultó ser el alcalde de Mazatlán, que dicen los que lo conocen “se ha transformado”.

Abuso de autoridad. Elementos policiacos adscritos al secretario del Ayuntamiento, José de Jesús Flores Segura, detuvieron arbitrariamente al reportero de la nota policiaca de Noroeste, Gilberto Güereña. Al joven comunicador lo intimidaron y obligaron a subirse a una patrulla y se lo llevaron en calidad de detenido. Los hechos sucedieron en Urías, cuando el reportero regresaba de cubrir una nota y al checar su celular su vehículo zigzagueo justo cuando pasaba junto a otros vehículos de donde salieron varios policías, muchos de ellos vestidos de civil. El reportero se identificó, pero en esos momentos se escuchó su radio con la frecuencia de la policía. Y eso fue el argumento para ser detenido y llevado a las instalaciones de la municipal. Por fortuna, el secretario de Seguridad, Ramiro Lizárraga, llegó de Culiacán en esos momentos y ordenó la liberación inmediata del reportero.

Ave de tempestades. No es la primera ocasión en que el secretario del Ayuntamiento, José de Jesús Flores Segura, mete en problemas al alcalde. Este personaje fue uno de los que convencieron al Químico para buscar pagar 300 millones de pesos en el caso Nafta. Es parte importante de los conflictos internos que vive esta Administración. Provocó por todos los medios que corrieran al exsecretario de seguridad, Ricardo Olivo, a quien intentó manipular y someterlo. Hoy intenta hacer lo mismo con el nuevo secretario de Seguridad, Ramiro Lizárraga. Flaco favor le hace al Químico manteniéndolo en ese puesto.

Finalmente habrá obras. Tuvo que venir el gobernador Quirino Ordaz Coppel para anunciar un programa de reencarpetado de 24 vialidades en Mazatlán. Para esto se invertirán alrededor de 60 millones. El banderazo lo dio ayer el gobernador, que estuvo acompañado por el alcalde Luis Guillermo Benítez, quien ve este programa de reencarpetado como su “máxima” obra. Vergüenza ajena provocó cuando en su intervención el Químico dijo que “aunque no se vea. Se ha realizado un intenso programa de reencarpetado en Mazatlán en el que se ha invertido un millón de pesos”. Con eso ni se alcanzan a cubrir 50 metros de calle.