Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Concesión y libertad de expresión

Una de las características fundamentales de la democracia es la libertad de expresión, para lo que es indispensable la propiedad privada de los medios de comunicación escritos y electrónicos. Las dictaduras se caracterizan, entre otras cosas, por la propiedad y control gubernamental de los medios de comunicación.

En México los medios electrónicos de comunicación funcionan con un sistema propio de los absolutismos europeos del tiempo de los luises. El estado no aparece como dueño abierto de los medios electrónicos de comunicación, pero se operan bajo el título de concesión, por lo cual no se puede hablar jurídicamente de la propiedad privada de la radio y la televisión.

El siglo pasado durante muchos años mediante un monopolio del papel el gobierno controló a los medios de comunicación escritos, ese monopolio terminó; pero sigue controlando a los electrónicos mediante la concesión, que con diversas excusas pueden sacar del aire a los concesionarios de radio y televisión, medios masivos de comunicación y un pilar de la libertad de expresión.

El concepto de concesión viene de los regímenes absolutistas, donde el rey se consideraba dueño de vidas y haciendas y hasta el aire era de su propiedad. Dicho término se usó hasta hace algunas décadas en el sistema bancario, ahora ya es autorización, lo que deja claro que los bancos son propiedad privada.

En los Estados Unidos el término concesión no se usa en los medios electrónicos de comunicación, sino el de autorización o licencia. En el caso de México, como una estrategia de control, se sigue usando el concepto de concesión, que en estricto sentido significa que la propiedad del aire mediante el cual transmiten todas las radiodifusoras y televisoras es del gobierno, quien graciosamente se lo concesiona a los particulares.

Si el Poder Ejecutivo, dirigido por el presidente Enrique Peña Nieto, y los legisladores de todos los partidos quieren avanzar hacia una completa libertad de expresión en los medios electrónicos de comunicación, deben empezar por cambiar el término de concesión por el de autorización o licencia.

[email protected]