Opinión

Condena a la intimidación

Por  Opinión Los Mochis

La publicación trata el tema de ejecución de la obra del drenaje sanitario en el bulevar Zacatecas.(EL DEBATE)

La publicación trata el tema de ejecución de la obra del drenaje sanitario en el bulevar Zacatecas. | EL DEBATE

Una condena general provocó el acto de intimidación de unos individuos que llegaron al domicilio de una periodista de esta casa editora para exigirle los documentos que fueron la base para un trabajo periodístico sobre la dudosa ejecución de la obra del drenaje sanitario en el bulevar Zacatecas, de Los Mochis, lugar en el que el pasado mes de diciembre muriera ahogado un niño tras las inundaciones de la depresión tropical 19-E de septiembre pasado.

Un amplio número de líderes de los diferentes sectores de la sociedad civil de Sinaloa y del país rechazaron esa práctica que se creía ya en el pasado de grupos de poder que actuaban para intimidar cuando veían amenazados sus intereses.

Con la acción en contra de la periodista de cuando menos dos sujetos, respaldados al parecer por elementos policiales, parece que los momentos del oscurantismo están de regreso. Si se sigue con ese mismo patrón, sería un grave retroceso. De hecho, en sí ya lo es con el caso que se presentó.

Por eso, el gremio periodístico, con el respaldo de la sociedad sinaloense, se unió para hacer frente a los actos de intolerancia y la intención de conculcar la libertad de expresión.

En ese sentido, lo que se está exigiendo a los tres niveles de gobierno son garantías de seguridad para el ejercicio de la profesión. De no garantizarlo, el avance del sistema democrático se haría pedazos, con consecuencias graves.