Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Opinión

Confesión de parte

LOS MOCHIS
Avatar del

Por: Redacción

Cuatro estudiantes rindieron su declaración ante la Agencia Segunda del Ministerio Público del Fuero Común por su participación en la toma de las instalaciones de la Universidad Autónoma Indígena de México unidad Los Mochis.

La diligencia se realizó ayer poco después de medio día, en la que los alumnos acusados de despojo y daños materiales confesaron su participación en la toma de la universidad que duró nueve días hasta que antier elementos de la Policía Ministerial del Estado y preventivos la rescataron. Aquí, en forma inocente o porque asumen las consecuencias de su lucha con entereza, admitieron el delito que se les imputa, cuando menos el de despojo, lo que los pone en una situación incómoda porque el cargo es calificado como grave y se persigue de oficio.

Es decir, aunque el rector de la UAIM, Guadalupe Camargo Orduño, les otorgue el perdón como parte de las negociaciones a la que llegó con ellos, el agente del ministerio tiene la obligación legal de seguir con la averiguación previa y resolver el ejercicio de la acción penal.

Lo mismo sucederá con Bernardino y Joaquín Valenzuela, líderes indígenas identificados plenamente como orquestadores y participantes en la toma de la institución educativa.

Sin embargo, eso sería si se aplicara la ley. Pero no. Aquí no sucederá porque la ley está supedidata a las negociaciones políticas siempre y cuando le convenga al gobernante en turno.

Como ya se resolvió el conflicto, lo que hayan hecho o dejado de hacer los estudiantes y líderes indígenas queda en segundo plano, cuya acción legal se activará si los manifestantes vuelven a "las andadas" o son una amenaza en lo futuro para los proyectos políticos de quienes gobiernan.

Por lo pronto, los estudiantes están confiados en que la acción legal no los alcanzará por los acuerdos que hicieron con el rector, de quien espera que los cumpla, sobre todo lo de las becas para el comedor.

Lo que sí es un logro es que las actividades de la UAIM se reanuden con normalidad mañana para que maestros y estudiantes lleven a cabo el proceso enseñanza-aprendizaje.