Opinión

Conflicto álgido

Por  ROMPEOLAS .

Conflicto álgido. A través de las redes sociales se hizo trascender la versión de que los comerciantes semifijos desalojados del mercado Pino Suárez ya habían logrado un acuerdo con el Ayuntamiento para reinstalarse a partir de hoy y durante lo que resta de la fiesta del carnaval. La información fue desmentida por funcionarios municipales de primer nivel, quienes aseguran que sí hay acuerdos, pero la decisión de mantener libres las calles circundantes al mercado es firme por parte de la administración municipal.

Acoso. El tema del acoso sexual ha tomado mucha fuerza porque las mujeres han alzado la voz en las universidades al sentirse intimidadas por el lenguaje y las acciones de sus profesores, que han sido denunciados públicamente, pero ninguno de estos casos se ha formalizado ante el Ministerio Público. Debido a esto, las autoridades estatales invitan a las jóvenes a acercarse a las instancias correspondientes para plantear sus casos. Incluso, en el caso de la UAS, el Consejo Universitario aprobó una propuesta hecha por el rector Juan Eulogio Guerra Liera para hacer un exhorto al Congreso del Estado para que legisle sobre el acoso sexual, debido a que existen vacíos legales en Sinaloa, ya que quien sufre de acoso carece de la garantía legal de que se sentencie o juzgue al acosador denunciado, pero además no se puede renunciar a la presunción de inocencia del presunto acosador, por lo que las instituciones educativas tienen ese impedimento jurídico para solicitar a la Fiscalía General del Estado que investigue y resuelva los casos que se presentan. El tema es muy complejo, y muchas mujeres ya no están dispuestas a quedarse calladas y soportar ser víctima de acoso sexual, pero ninguna autoridad debe permitir que haya maestros en las aulas con este tipo de pensamientos y conductas, algo inaceptable en las instituciones de educación. 

Protestas. Las protestas por falta de democracia en la Sección 53 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación han llegado a la Ciudad de México. Un grupo de profesores que forman parte del movimiento Convergencia 53 viajó a la capital del país para pedir libertad de participar en la contienda por la dirigencia sindical, cuya convocatoria se estima que sea publicada para finales del mes de mayo; pero la gran preocupación que tienen son las dificultades que han tenido para reafiliarse y obtener la credencial del SNTE 53, que será requisito para participar en el proceso de elección. De acuerdo con Omar Campos, integrante de Convergencia 53, se reunió con diputados federales y senadores, donde le plantearon el problema que están teniendo y les presentaron a los miembros que podrían conformar la planilla que competirá por el Comité Directivo del SNTE 53. Tantas protestas y ruido que está generando a este grupo ha incomodado a la dirigencia que encabeza Fernando Sandoval Angulo y a todo el grupo que lidera Daniel Amador Gaxiola, quien busca mantener el control de la organización sindical, pues, en caso de perderlo, prácticamente acabará su carrera política y sus privilegios en la Secretaría de Educación Pública y Cultura.

Sin carrera política. La resolución de incumplimiento de la sentencia del Tribunal Electoral del Estado de Sinaloa que ya le fue notificada al alcalde de Ahome, Billy Chapman, sería un aviso para otros actores políticos de conducirse con más respeto a los derechos de las y los demás. Es irrelevante que diga que va a cumplir al pie de la letra lo resuelto por el Teesin. En realidad, lo relevante es que esto le mueve el tapete en el Congreso para un juicio político y que lo inhabilita para postularse a un puesto de elección popular. Esto último no está en la sentencia, sino que si algún partido se anima a postularlo, con una impugnación le cancelarían el registro. La violencia política en razón de género es una causal para no aceptarle el registro porque no cumpliría el requisito de un modo honesto de vivir.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo